_
_
_
_

Igualdad destaca la legalidad de la residencia con cuatro intoxicados

La residencia privada de ancianos Nicolás Salmerón de Alhama (Almería), en la que el viernes resultaron intoxicadas cuatro personas, de las que una murió y tres continúan ingresados en estado grave, cumple con todos los requisitos necesarios, según la Junta. El delegado para la Igualdad, Luis López, explicó que el centro geriátrico seguía funcionando ayer con normalidad y que, pese a que la Junta analiza las instalaciones en busca de algún indicio que pueda aportar más pruebas al caso, en principio todo apunta a que la residencia tiene todas las autorizaciones en regla.

Además, fuentes sanitarias recordaron que el caso se encuentra aún bajo secreto de sumario, por lo que todavía se desconoce el motivo exacto que causó las intoxicaciones, si bien descartaron que se trate de algún tipo de enfermedad contagiosa.

En este sentido, López aseguró que ni los residentes del centro de ancianos ni la población de Alhama corren riesgo alguno, "ya que la intoxicación sólo ha afectado a estas cuatro personas y no hay posibilidad de epidemia". En esta línea, se pronunció también el delegado de Salud, Manuel Lucas, quien aseguró que el envenenamiento no se produjo por la ingestión de alimentos. La hipótesis que se baraja es que la intoxicación se produjo por la inhalación de algún gas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_