Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El verano llega a lomos de una Harley

15.000 amantes de la mítica moto celebran en Fuengirola su convención internacional

El verano ha llegado de forma estruendosa a Fuengirola, a lomos de unas 8.000 motocicletas Harley-Davidson. Ayer, primer día del estío, este municipio emblema del turismo en la Costa del Sol bullía de animación. La que aportaban las cerca de 15.000 personas que han acudido a la tradicional cita internacional que congrega a los amantes de esta mítica marca de motocicletas norteamericana, convención que por primera vez en sus 16 años de existencia se celebra en Andalucía.

Los aparcamientos de los hoteles y las terrazas de los bares y cafeterías daban buena prueba de ello ayer a media mañana. Hileras interminables de motos Harley se sucedían a lo largo de las principales avenidas del centro de Fuengirola y por su alargado paseo marítimo. La organización de la European HOG Rally (Harley Owners Group) y el Ayuntamiento afirman que no queda ni una plaza hotelera libre y que esta fiesta del motor dejará en torno a un millón de euros en la localidad.

El Ayuntamiento espera que la fiesta del motor aporte un millón de euros

"No he echado más gasolina a motos en los tres años que llevo en la gasolinera", comentaba Francisco, aturdido por el ruido de los potentes motores de estas bellezas de dos ruedas. "Ayer por la tarde no paramos y esta mañana comenzamos desde bien temprano por los rezagados", añade Francisco en una gasolinera situada a la entrada de Fuengirola.

A esos rezagados pertenecen Fabricio, Cesare y Enzo, tres casi cuarentones italianos que, acompañados de sus parejas, y a lomos de tres viajadas Harley-Davidson modelo Sporsters han llegado por fin a Fuengirola tras partir el pasado lunes desde su país. "Hemos cogido las vacaciones ahora e hicimos una parada en Barcelona", cuenta Fabricio, que junto a sus compañeros se dirigía a la convención que se celebra en el recinto ferial durante todo el fin de semana. "Mañana iremos a Marbella a pasar unos días y después a Tarifa", añade este motorista, ataviado como la mayoría de los amantes de las Harley con la imprescindible camiseta negra de manga corta y motivos relativos a la centenaria marca.

Cerca del Castillo de Sohail, una bella fortaleza árabe que corona una colina a los pies del mar y aprovechando que la brisa de poniente hacía llevadera la espera al sol, casi un centenar de moteros venidos de todas partes del continente aguardaban cerveza en mano el comienzo del concurso que decidiría cuál es la Harley más bonita de toda Europa. "Hay gente de todo tipo y de todas partes. Se ven a grupos de padres de familia, a jóvenes con sus novias y novios y a cuadrillas de amigos, que son los más temerarios y ruidosos... Es increíble cómo está Fuengirola de gente", señalaba Antonio, camarero de una cervecería, que resaltaba el que no se hubiese registrado ningún incidente de gravedad pese a tal acumulación de motos y gente.

Hoy, tras una noche de fiesta, tendrá lugar el acto principal de estas tres jornadas de convivencia entre seguidores de las Harley-Davidson. A las 11.00 está previsto que las miles de motos que han tomado Fuengirola desfilen mostrando su bella fisonomía por las principales calles de la ciudad antes de volver a coger la carretera para desandar los kilómetros que devoraron para festejar su existencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de junio de 2007