Crónica:Baloncesto | Semifinales de la ACBCrónica
i

El Madrid funde al DKV

El equipo de Plaza, de la mano de Raúl y Reyes, fuerza el quinto partido ante una brava pero exhausta Penya, sin Gaines y con Rudy a medio gas

El Madrid sudó sangre, pero se salió con la suya. Venció en Badalona en un partido tremendo que a punto estuvo de escapársele cuando daba la sensación de haber rematado ya al Joventut. Pero, entre las muchas virtudes del equipo de Aíto, destaca su bravura. Cuando peor se encontraba, con 12 puntos de desventaja ya en el último cuarto (46-58), Aíto recurrió a dos soluciones de emergencia. Dio entrada a Rudy, renqueante, y ordenó una defensa en zona. El Madrid se atascó y estuvo a punto de echar por la borda su trabajadísima victoria. El Joventut llegó a empatar a 63, volvió a ceder una ligera diferencia (66-71), pero dispuso incluso de un balón para intentar un triple y forzar la prórroga después de que Bullock fallara dos tiros libres a falta de ocho segundos (68-71) y de un postrer triple de Ricky Rubio sobre la bocina para ganar (70-72). Venció el Madrid, que manejó decentemente los últimos instantes, pero que previamente fue incapaz de encontrar huecos en la defensa en zona que le planteó el Joventut en el último tramo y que le llevó a sufrir un parcial de 17-5.

DKV JOVENTUT 70 - REAL MADRID 72

DKV Joventut: Marcelinho (3), Laviña (6), Sullivan (0), Barton (14), Archibald (4); Bennett (8), Rudy Fernández (3), Betts (8), Vázquez (3), Flis (13) y Ricky Rubio (8).

Real Madrid: Raúl López (13), Bullock (12), Mumbrú (11), Hervelle (8), Moiso (0); Tunçeri (1), Smith (9), Tomas (6), Felipe Reyes (12), Llull (0) y Sekulic (0).

Árbitros: Mitjana, Pérez y Murgui.

Olímpico de Badalona: 12.120 espectadores. Empate: 2-2. El martes se jugará el quinto y definitivo partido en Madrid. Hoy (12.30), el cuarto de la otra semifinal: Barça-Tau (2-1).

4º CUARTO

3º CUARTO

2º CUARTO

1º CUARTO

13-19

24-23

9-14

24-16

Más de dos horas de batalla precisó la resolución de un partido atípico, con muchos detalles que dejaron al descubierto la extrema tensión, que pudo a muchos jugadores. Y en el caso de la Penya, también un desgaste físico descomunal, privada como estaba de Gaines y con Rudy a medio gas después del costalazo en la última jugada del tercer partido que le envió al hospital.

Salió al galope el Madrid con tres triples consecutivos que, junto al cúmulo de errores ofensivos del Joventut, decantaron el marcador como nunca en la serie: 3-15. Aíto cambió a tres jugadores de golpe y ordenó una presión por toda la pista. El Madrid acusó la embestida. Plaza trató de responder con la misma moneda. El carrusel de cambios y la dureza enrarecieron el partido. Fisioterapeutas y médicos tuvieron más trabajo que muchos jugadores.

En la cancha, ningún equipo lograba dotar a su juego de continuidad. Hervelle empezó a la carrera con dos triples consecutivos, pero sumó tres faltas y, acto seguido, se fue al banco. Fue el momento para Felipe Reyes.

La Penya se recuperó de su flojo inicio (16-19) gracias a las aportaciones de Barton, Flis y Vázquez y a su buen porcentaje en los triples. El carrusel de cambios era vertiginoso. En 15 minutos habían desfilado once jugadores por bando, incluido el tercer base del Madrid, Sergi Llull, un chaval de 19 años fichado hace poco procedente del Ricoh Manresa. Al final, el Madrid abrió brecha gracias a que Raúl López se quitó la espina de su tercer partido. A partir de ese momento, al Madrid sólo le quedó acabar de domar al Joventut. Fue una tarea hercúlea.

Los jugadores del Madrid festejan su triunfo en la cancha del Joventut.
Los jugadores del Madrid festejan su triunfo en la cancha del Joventut.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50