Entrevista:IGNACIO GARCÍA DE VINUESA | Alcalde electo de Alcobendas (PP) | Elecciones 27M

"No voy a dar preferencia a La Moraleja"

Ignacio García de Vinuesa (Madrid, 1948) será el primer alcalde del Partido Popular en Alcobendas (104.600 habitantes), tras 24 años de gobierno de la izquierda dirigido por el socialista José Caballero. El regidor electo con mayoría absoluta, será también el primero que vive en la parte más lujosa de la localidad, la urbanización La Moraleja. Este empresario, padre de cuatro hijos, cree que ya se han aplacado los vientos de segregación que durante años soplaron en la zona.

Pregunta. Sus opositores dicen que va a gobernar sólo para los vecinos de las urbanizaciones de lujo, donde residen 21.000 habitantes, uno de cada cinco.

Respuesta. Niego con rotundidad que vaya a dar preferencia a El Soto ni a La Moraleja. Es el PSOE el que ha alentado esa idea. Incluso repartieron pasquines contra mí que decían: "¿Tú crees que los problemas de La Moraleja son los mismos que los tuyos?".

"La frase de que en el PP somos distintos biológicamente fue desafortunada"

P. ¿Qué zonas van a ser prioritarias en su proyecto?

R. Me voy a dedicar a las que necesitan más cuidados.

La Moraleja y El Soto tienen que mejorar sus servicios; pero hay barrios de Alcobendas que necesitan una atención más urgente. Pretendo ser muy justo.

P. La población del centro de Alcobendas tiene menos renta y un perfil más de izquierda que los habitantes de las urbanizaciones, más escorados a la derecha

. ¿Piensa hacer algo para evitar la segregación social entre las dos partes del municipio?

R. Es algo que me preocupa, pero no podemos acomodarnos, decir que la situación no es reversible. Lo primero es crear un sentimiento de que somos ciudadanos de Alcobendas, algo que no todo el mundo piensa. No hay que decir que uno vive en La Moraleja, sino en Alcobendas.

P. ¿Propone alguna acción en concreto?

R. Por ejemplo, programar actividades culturales para todos. Cuando el auditorio de Alcobendas ha programado cosas de interés ha acudido gente de todo el municipio. Los vecinos de las urbanizaciones no son gente que sólo paga impuestos, hay que involucrarles en la vida de la ciudad. Y el anterior gobierno siempre ha focalizado su atención en Alcobendas centro.

P. ¿Por qué hay esta separación entre las dos zonas?

R. Las cosas han cambiado. Antes no existía ninguna calle que comunicase Alcobendas con las urbanizaciones. Luego, los vecinos de El Soto y La Moraleja se rebelaron con razón, porque estaban desatendidos por el Ayuntamiento.

P. La oposición también ha utilizado para atacarle aquel comentario que hizo usted hace dos años durante una reunión de su partido y en la que afirmó que los del PP son "biológicamente distintos de los del PSOE".

R. Fue una frase desafortunada. Lo que quise decir fue que somos distintos en la forma de hacer política. Evidentemente, la palabra biológicamente no fue la más adecuada.

P. ¿En qué medida su victoria se debe al cambio de candidato socialista y a las luchas internas en el PSOE local?

R. Esa situación más que beneficiarnos a nosotros ha perjudicado a los socialistas. Tenemos encuestas que nos dicen que hubiésemos ganado igual con Caballero de candidato. Los vecinos quieren ser gobernados por partidos sin crisis.

P. ¿Cree que la pelea entre Caballero y su ex teniente de alcalde y rival político, Manuel Aragüetes, tendrán consecuencias en el traspaso de poderes?

R. Espero que su guerra personal no dé más coletazos. El traspaso de la gestión municipal tiene que ser amistoso. Si cuando empecemos a gobernar tenemos que ir buscando la llave de los cajones o rebuscando en los archivos para encontrar los expedientes, los perjudicados serían los vecinos.

P. ¿La lucha entre Caballero y Aragüetes puede hacer que ambos saquen ahora supuestas irregularidades cometidas por el otro?

R. Yo he estado ocho años de concejal en la oposición y no tengo ningún dato de que se haya cometido ninguna irregularidad. Si hubiese sido así, lo hubiese denunciado en los tribunales. Y si Manuel Aragüetes saca ahora algún papel le diré que por qué no lo ha denunciado antes.

P. Después de ocho años en la oposición como eterno aspirante a la alcaldía, ¿siente vértigo al afrontar su nueva responsabilidad?

R. Sí que hay vértigo, pero hay más ilusión. Los ayuntamientos cuentan con muchos recursos para tratar de mejorar la vida de los vecinos. Ser alcalde es un proyecto apasionante.

P. ¿Va a mantener el proyecto del anterior gobierno socialista de instalar cámaras de videovigilancia en El Soto y La Moraleja?

R. Las cámaras ya están montadas. El proyecto sigue adelante.

P. Desde que ha ganado las elecciones, ¿ha notado que ha cambiado la relación con gente que antes le ignoraba?

R. La relación con muchos ha cambiado, sí. Hay gente que ha venido a decirme que me apoyaba de toda la vida. Fíjate, y yo sin saberlo.

Ignacio García de Vinuesa.
Ignacio García de Vinuesa.RICARDO GUTIÉRREZ

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 31 de mayo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50