_
_
_
_
Elecciones 27M

Feijóo reclama a PSOE y BNG el gobierno de cuatro ciudades

El Partido Popular cambió ayer el discurso y puso condiciones a una de las propuestas de mayor impacto de la campaña: la de solicitar a sus candidatos que dejen gobernar a la lista más votada en cada municipio. Veinticuatro horas después de que cerraran los colegios electorales, su presidente, Alberto Núñez Feijóo, rebajó el tono de la idea, que vinculó a que PSOE y BNG entreguen al PP las alcaldías de Vigo, Pontevedra, Ourense y Santiago.

Núñez Feijóo realizó ayer un segundo análisis de los resultados electorales tan triunfalista como el de la víspera, al conformarse con aparecer como partido más votado en cuatro ciudades. El presidente del PP de Galicia destacó el "voto urbano" recibido por su partido en las ciudades, donde perderá las tres únicas que gobernaba: Vigo, Ourense y Ferrol. "Se invierte la tendencia de las últimas elecciones, y el PP gana claramente el voto urbano, con una subida de ocho concejales", resumió, lo que le hace pensar que la renovación de su partido "va por buen camino".

Núñez Feijóo vinculó este análisis triunfal con una petición expresa: "Esperemos que dejen gobernar a los candidatos que ganen las elecciones". El líder de los populares gallegos consideró "lo lógico en democracia" que los pactos respeten al partido más votado en cada ayuntamiento, y lo que los ciudadanos expresaron en las urnas "no sea arreglado en las oficinas de los partidos políticos".

Hecha esta propuesta, Feijóo evitó reiterar la declaración que realizó en la convención electoral con la que arrancó la campaña, cuando reclamó a todos sus candidatos que permitan siempre que gobierne la lista más votada. De ser así, el PP desistiría de alcaldías de tamaño medio como Porriño o Betanzos, donde puede gobernar sin ser más votado. Pero ayer condicionó esa posibilidad a que PSOE y BNG "también la apliquen".

Telmo Martín

Núñez Feijóo puso dos ejemplos singulares: Vigo y Pontevedra. Fue especialmente severo con el alcalde de esta última, Miguel Anxo Fernández Lores, al asegurar que si no renuncia a la alcaldía "es que la democracia vale muy poco". El propio candidato del PP, Telmo Martín, se resistió a dar la alcaldía por perdida, e insistió en su intención de formar gobierno, informa

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Lara Varela. El ex alcalde de Sanxenxo se defendió de las acusaciones de las últimas semanas. "Una persona, sea quien sea: periodista, empresario o político", no puede jugar con un tema "tan serio como éste. "Para mí el honor es sagrado", agregó.

El presidente de la Diputación de Lugo, Francisco Cacharro, mientras, eludió ayer pedir responsabilidades políticas en la provincia, pese al "fiasco" electoral. Cacharro tampoco quiso cargar las tintas contra el presidente provincial del PP, José Manuel Barreiro, informa A. Silvosa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_