Elecciones 27M

Ribó y Mollà arremeten contra Glòria Marcos por haber planteado el Compromís "sin ganas"

Los resultados de las elecciones del domingo se han quedado muy lejos de las expectativas que se habían hecho Esquerra Unida y el Bloc, socios mayoritarios de la coalición Compromís pel País Valencià, una aventura electoral conocida ya como la suma que resta. Unos resultados que, paradójicamente, dejan en difícil situación a la formación que dirige Glòria Marcos, mientras que desde el Bloc se pueden interpretar como un éxito. No en vano, EU, pese a mantener su representación en las Cortes Valencianas, se ha quedado fuera de los Ayuntamientos de Valencia y Alicante, donde no concurrió junto con los nacionalistas. Estos últimos, por su parte, no sólo han logrado entrar en las Cortes sino que han mantenido en gran parte su poder municipal, aunque se quedan con una sensación agridulce: la que les proporciona el hecho de dejar de ser un partido extraparlamentario precisamente en el mismo día en que la izquierda sufre una debacle.

El Bloc interpreta los resultados como un éxito, por su entrada en las Cortes

El resultado, por lo que respecta a las Cortes, tampoco responde al cálculo de la coordinadora de EU, Glòria Marcos, que contaba con tener al grupo parlamentario bajo control, pero que estará en minoría: dos de los siete diputados son de Esquerra i País (EiP) -la corriente nacionalista de EU- y otros dos, del Bloc.

Las voces críticas ya suenan en EU y se oirán hoy en la reunión de la Permanent y el próximo sábado en el Consell Nacional. A Glòria Marcos le pedirán explicaciones tanto desde EiP como desde otros sectores de EU que también criticaron a la coordinadora y al sector del PC que le apoya tanto por la tardanza en firmar el pacto con el Bloc como por lo que consideran tibieza a la hora de llevarlo a la práctica. Como ayer explicaba un dirigente crítico: ha sido un Compromís "sin ganas" que desde la actual dirección se ha visto como un "elemento de subsistencia, no de cambio".

"Las cosas han ido muy mal, se han cometido muchos errores y, ante un tsunami como el del PP, esos errores se pagan muy caros", declaró ayer Joan Ribó, hasta ahora portavoz de EU en las Cortes. Ribó considera que el Compromís ha servido para mantenerse en las Cortes. Y Pasqual Mollà, presidente de EiP, declaró: "La falta de impulso decidido de la actual mayoría de EU hacia el Compromís, materializado en la negativa a hacer extensivo el acuerdo a los Ayuntamientos de Valencia y Alicante, nos ha pasado factura".

Marcos, por su parte, considera que "quizá las expectativas [de la coalición] estaban más allá de lo razonable" y explica que los resultados de EU no representan ningún "exotismo" en el conjunto de Izquierda Unida, que, en general, explica, "ha bajado en las municipales y ha salido de Ayuntamientos importantes". Marcos asegura que se ha hecho una buena campaña electoral, pero que no puede estar satisfecha. No obstante, la dirigente de EU anunció ayer que si del análisis de los resultados que hagan los órganos de dirección de EU se derivan responsabilidades personales y políticas suyas, pondrá su cargo a disposición de la organización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 28 de mayo de 2007.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50