Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 27M

Vendedores del mercado revientan el paseo de Cascos por Ferrol

La anunciada visita del ex ministro Francisco Álvarez-Cascos ayer a Ferrol se desarrolló en dos actos y en medio de protestas de casi un centenar de vendedores del mercado de A Magdalena, empeñados en amargarles el paseo a los dirigentes del PP, para denunciar el "incumplimiento" de un acuerdo firmado hace cuatro meses con el ayuntamiento para contrarrestar las pérdidas económicas que les ocasionaron las obras y el tráfico en la zona.

Los gritos e increpaciones contra el gobierno de Juan Juncal mientras recorrían las calles "en busca y captura de Álvarez-Cascos", según manifestó una de las afectadas, obligaron al PP local a rediseñar la ruta del ex ministro cancelando el paseo matutino por el centro y la rueda de prensa prevista a mediodía.

El que fuera ministro de Fomento con Aznar se desplazó hasta la ciudad naval para respaldar la candidatura del alcalde Juncal y pasear por el dique de abrigo del puerto exterior de Caneliñas para recordarles a los votantes ferrolanos que las obras de la dársena de Cabo Prioriño se iniciaron durante su etapa al frente del ministerio.

"Realidades espléndidas"

Ya por la tarde, Cascos regresó esquivando a los placeros. Y señaló que en 1996 los populares rescataron a España de su "hemiplejia", con "realidades espléndidas" como el puerto exterior de Ferrol para acabar con "la marginación de Galicia" y la España de las "dos velocidades" del anterior Gobierno socialista. El ex ministro señaló, además, que en 2004 el vial de acceso a la dársena, de dos carriles y actualmente en construcción, estaba planificado, en respuesta las críticas del Gobierno actual que los acusa de diseñar un puerto sin accesos.

"Yo pienso como Juncal y Feijóo, la política no son grandes escenas bucólicas de amor a la tierra, sino realidades al servicio de los ciudadanos", declaró Francisco Álvarez-Cascos en alusión a la infraestructura portuaria ferrolana. Por su parte, el regidor popular enumeró todas las actuaciones ejecutadas por el Gobierno central en la ciudad en la etapa del "amigo Paco Cascos", como se refirió Juncal al ex ministro en varias ocasiones, para aplaudir la "valentía" del político "al apostar por Ferrol y por un puerto en el que nadie creía".

Juncal lamentó que "cuestiones electoralistas" (en alusión a la protesta de los vendedores) les hubieran impedido realizar su actividad política. A mediodía, los placeros se concentraron delante del consistorio y durante una hora persiguieron a periodistas y cámaras por las calles del centro con la intención de dar con el alcalde y el ex ministro popular, que esperaban a unos kilómetros, en el recinto ferial de la Malata.

Finalmente, Francisco Álvarez-Cascos optó por almorzar en Culleredo y regresar a Ferrol por la tarde, cuando los ánimos se habían calmado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de mayo de 2007