Crónica:Motociclismo | Gran Premio de Francia
Crónica
Texto informativo con interpretación

Gadea se doctora

El valenciano gana su primera carrera en 125cc al caerse Pasini

Mattía Pasini es una garantía para sus rivales. Cuando Sergio Gadea consiguió pegar el colín de su Aprilia a la de su rival en la quinta vuelta de la carrera, era plenamente consciente de que alguna desgracia le iba a ocurrir al italiano. La enésima calamidad de la temporada acudió puntual a la cita. Le sobrevino a Pasini a cuatro giros para que la bandera de cuadros ondeara y mientras comandaba la prueba. Ayer fue la válvula rotativa del motor de su Aprilia RSA la que le dejó tirado para suerte de Gadea, que se apuntó su primera victoria en el Campeonato del Mundo.

Pasini debía ser uno de los opositores a llevarse el título de 125cc, y prueba de ello es que ha arrancado desde la pole position en cuatro de las cinco pruebas que se han disputado. No obstante, en el motociclismo los puntos se consiguen el día de la carrera, y es entonces cuando al piloto de Rimini se le aparecen los fantasmas. De las cinco carreras que se han disputado hasta ahora, Pasini, de 21 años, sólo ha terminado una. Fue en China, donde concluyó décimo, el último del grupo de cabeza en el que circulaba. Las otras veces que ha salido a correr, su Aprilia le ha dejado en la estacada.

Más información

Ya en la primera cita del año, en Qatar, el propulsor de su primera moto se rompió antes de tomar la salida, mientras que la segunda dijo basta al romperse el tubo de la gasolina. En Jerez, el motor de su Aprilia también se resquebrajó, y lo mismo ocurrió en Estambul por más que un problema con la cadena ya le había eliminado de la reyerta por la victoria. Pasini decidió entonces encargar unos adhesivos de un gato negro. "Ya no puedo tener peor suerte que hasta hora y, por eso, el gato me va a ayudar", dijo el piloto de Rimini, que llenó de pegatinas el taller, la moto e incluso el ordenador portátil que le acompaña en los viajes. Se equivocó. A día de hoy, el transalpino ocupa la 19ª posición en la tabla general de puntos, y mucho deberá cambiar su suerte para que pueda optar a la corona. Con Álvaro Bautista corriendo en 250cc, la categoría de las motos livianas ha quedado huérfana de una autoridad dominante, y prueba de ello es que todas las carreras que se han disputado hasta ahora las ha ganado un piloto distinto. Ayer fue el turno de Gadea, un piloto de 22 años proveniente de la escuela valenciana. "Hubiera preferido ganar luchando cuerpo a cuerpo con él. Aunque no iba tan fuerte, mi moto funcionaba a la perfección", indicó el piloto español.

A diferencia de la calamidad que azota a Pasini, él sí saca partido de la mayor potencia de su Aprilia RSA. Sólo hay tres pilotos de la parrilla que utilizan este modelo: Pasini, Gadea y Héctor Faubel. A diferencia del modelo anterior (RS), que conducen los demás pilotos de la firma italiana, el nuevo prototipo es más veloz. Desde que Bautista se subió a ella en las dos últimas carreras del pasado año, una sombra ha acompañado la moto. Mientras unos elogiaban su endiablada velocidad, otros mostraban su preocupación por la falta de garantías que ofrecía su motor. Sobra dudar sobre qué opinan Mattía Pasini y su gato negro.

Sergio Gadea celebra el triunfo.
Sergio Gadea celebra el triunfo.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción