El naval llama a huelga a la industria pesada de Vigo

Los trabajadores del sector naval de Vigo presentaron ayer la convocatoria formal de huelga para todas las empresas metalúrgicas de la provincia, lo que incluye el grueso de la industria pesada de la comarca, PSA Peugeot Citroën incluida. La convocatoria de huelga indefinida de todo el metal es de carácter solidario y tendrá efecto a partir del día 21 para las empresas acogidas al convenio provincial y desde el día 22 para las grandes empresas (Citroën, Copo, Viza, GKN Indugasa, Gestamp) con convenio propio. La solicitud está firmada por los representantes sindicales de CIG, CC OO, CUT y UGT, que se sumó a última hora después de esperar el resultado de las negociaciones

De tener éxito, una huelga indefinida en todo el sector del metal de Vigo supondría la paralización del 50% de la actividad de la comarca más industrial de Galicia (80.000 trabajadores y más de 3.000 empresas afectadas) y, por fechas, coincidiría con el punto álgido de la campaña a las elecciones municipales. De hecho, los líderes sindicales de los astilleros se sorprendieron ayer de que, tras 8 días consecutivos de huelga en el naval, ni un sólo candidato a la alcaldía de Vigo se haya interesado por el problema.

El conselleiro de Traballo, Ricardo Varela, sí ha dado órdenes específicas para que su departamento trate de mantener abiertas las negociaciones "mañana, tarde y noche", según informó ayer una fuente de Traballo.

Los 5.000 trabajadores de naval, en su mayoría eventuales, mantuvieron ayer la tónica de negociar en el despacho y tomar la calle. Su acción se centró ayer en bloquear los accesos a la autopista, puerto y Zona Franca, al tiempo que realizaron una primera movilización ante la factoría de Citroën, a la que llamará a la huelga a partir del día 22. Las conversaciones continuaban al cierre de esta edición.

"Llevamos muchas horas, muchos días negociando. A veces parece que avanzamos y otras retrocedemos. Ahora mismo lo único que nos separa es que los sindicatos acepten los contratos de obra para varios astilleros", explicó ayer José María Hidalgo, presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime), la patronal que negocia la desconvocatoria de la huelga. Asime pretende que los trabajadores acepten que un mismo contrato de obra sirva a una empresa para construir barcos diferentes en astilleros distintos, a lo que los sindicatos se niegan. "Es ilegal y es inmoral. Que cumplan el convenio firmado hace año y desconvocamos la huelga ya", declaró Ramón Sarmiento (CC OO).

El sector naval de Vigo monopoliza la construcción de barcos en Galicia y concentra el 40% de la española. De los 5.000 trabajadores, sólo 500 pertenecen a las plantillas de los astilleros. El resto, son asalariados (con una media del 58% de temporalidad) de 180 pequeñas empresas auxiliares que construyen los barcos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS