Crónica:Baloncesto | NBACrónica
i

Jefferson envía a Calderón de vacaciones

Los Nets de Nueva Jersey eliminan a los Raptors de Toronto con una canasta a 12 segundos del final del sexto partido

Una canasta a falta de 12 segundos y un manotazo providencial, ambas acciones de Richard Jefferson, acabaron con el sueño de José Manuel Calderón y los Raptors de Toronto de pasar a la segunda ronda de la fase final de la NBA y mantener viva una temporada fantástica. La eliminatoria con los Nets de Nueva Jersey dejó para el sexto, y último partido, los momentos más apasionantes, en los que la experiencia de Jason Kidd, Vince Carter y Jefferson fue determinante. El resultado, 98-97, refleja la igualdad entre ambos conjuntos, en los que los lesionados Calderón y T. J. Ford jugaron por encima de lo que sus cuerpos les permitían.

Con sólo once cambios de liderazgo en el tercer cuarto, parecía que los Nets conseguirían dejar atrás a los Raptors con un parcial de 10-0. Pero éstos mostraron carácter de sobra. Un inmenso Chris Bosh estuvo a la altura de su reputación casi por primera vez en el curso. Anotó 13 puntos de los 23 de los Raptors en los últimos 12 minutos. Pero, con las pulsaciones al máximo, a Bosh le falló la muñeca en un momento crucial. Con 15 segundos en el reloj y un punto de ventaja, falló y dejó la posesión en manos de los expertos Nets. Podría haber quedado la mitad del tiempo y para Kidd habría sido un mundo. El base dio la posibilidad a Jefferson, y no a Carter como esperaban Calderón y los suyos, para que se consagrara como el héroe. No defraudó. Se fue hacia la canasta y, ante Anthony Parker y Bosh, giró sobre sí mismo y, con un control absoluto de su cuerpo, puso de nuevo por delante a los Nets con su primer enceste con la mano izquierda en toda la serie. Entonces le llegó el turno a Calderón. Con apenas dos segundos en el cronómetro, su pase, cuyo objetivo era Andrea Bargnani, sufrió distinta suerte que el de Kidd. Fue interceptado por el mismísimo Jefferson, que cambió la dirección del balón hasta mandarlo a Cleveland, donde les espera LeBron James. Al final, Ford y Calderon se combinaron para sumar 33 puntos. Pero el mejor base fue Kidd, que dejó un triple-doble de media en la eliminatoria (14 puntos, 12 asistencias y 10 rebotes) por segunda vez en su carrera.

En el primer año de Brian Collangelo como director ejecutivo, Toronto fue el líder de la División Atlántica por primera vez, puso contra las cuerdas a Nueva Jersey y demostró que tiene futuro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de mayo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50