Las pernoctaciones hoteleras crecen un 5% por la reactivación del turismo internacional

Casi la mitad de los establecimientos sostiene que sus beneficios han disminuido

La industria turística andaluza ha comenzado el año 2007 con buen tono. En el primer trimestre del ejercicio las pernoctaciones en los establecimientos hoteleros crecieron un 5% respecto al mismo periodo de 2006 y sobrepasaron los 7,7 millones, debido en buena medida a la reactivación de los mercados internacionales que se habían mantenido algo estancados en los últimos años. Pese a todo, el 42% de los hoteleros andaluces sostiene que han disminuido sus beneficios. La reducción del tiempo de estancia media beneficia a los destinos urbanos frente a los de costa.

Por encima de los meros datos estadísticos, la mejor noticia es la recuperación de los flujos de turistas extranjeros, que la patronal Exceltur explica por "la multiplicación de escapadas de corta duración, autoorganizadas, y que están posibilitadas por el aumento de las conexiones aéreas, principalmente de las compañías de bajo coste". Esta tendencia, que implica sin embargo una reducción de las estancias medias de los viajeros, beneficia especialmente a los destinos urbanos y no tanto a los de costa, que se ven amenazados además por la pujanza de otros destinos mediterráneos, especialmente Turquía y Egipto .

Según el Sistema de Estadísticas y Análisis del Turismo en Andalucía (Saeta), los hoteles andaluces alojaron durante los tres primeros meses del año a 3.954.470 viajeros, un 4,75% más que en el primer trimestre de 2006, el 65% de ellos españoles. Las pernoctaciones producidas fueron 7.783.309, un 5% más que un año atrás.

Crecimiento sostenido

El mercado nacional, que durante los primeros años de esta década sustentó la actividad turística en Andalucía, mantiene sin grandes vaivenes su sostenida tendencia de crecimiento. Entre enero y marzo llegaron 103.854 viajeros españoles más que en 2006, lo que supone un incremento del 5,49%. A los turistas nacionales se deben 4.292.131 estancias, el 55% del total, que son un 4,7% más que en el primer trimestre de 2006. Cada turista español permaneció alojado en su hotel una media de 2,15 días.

La llegada de turistas extranjeros se incrementó en un 3,3%, pero algo más (5,5%) en las pernoctaciones producidas. Entre enero y marzo se alojaron en los hoteles andaluces 1.058.493 clientes extranjeros, que produjeron 3.491.178 pernoctaciones, con una estancia media de 3,3 días.

Pese a este incremento de las estancias, el grado de ocupación de las plazas hoteleras en este primer trimestre fue del 41,43%, dato casi idéntico al del año anterior que se explica por el incremento de la oferta de plazas abiertas. Esta puede ser una de las cifras que justifican que que los empresarios hoteleros no tengan una perspectiva muy optimista sobre sus ventas y de beneficios. Según una encuesta de la patronal Exceltur, el 42% de los hoteleros andaluces dice que han disminuido sus beneficios en los primeros meses del año, un 33% los habrían mantenido, en tanto que un 24% reconoce haberlos aumentado. En 12 comunidades autónomas, los hoteleros tienen una visión más optimista. Sólo una cuarta parte de los empresarios admite un incremento de las ventas, porcentaje que sólo es menor en Canarias (19%).

El comportamiento de la actividad turística en estos primeros meses del año ha sido desigual en los distintos territorios, sin que puedan concluirse corrientes diferentes entre el interior y la costa. Las pernoctaciones hoteleras se han incrementado en Cádiz, Huelva, Málaga y Jaén; han descendido en Almería, Córdoba y Sevilla y se han mantenido prácticamente inalterables en Granada.

De nuevo ha vuelto a ser la costa Atlántica la que evidencia mayores incrementos de actividad. Especialmente notable es el caso de Cádiz, donde las pernoctaciones crecieron un 20,5% y por primera vez en el primer trimestre del año superaron el millón (1.016.063) debido a un fuerte incremento del turismo español. Algo similar ocurre en Huelva, donde las pernoctaciones aumentaron un 9,2% para un total de 430.447, pese a que las estancias de extranjeros retrocedieron un 2,5%. En Málaga, las estancias aumentaron un 6,7% y sumaron 2,9 millones. Por el contrario, Almería perdió 13.692 pernoctaciones respecto al primes trimestre de 2006 (1,7%) y contabilizó 793.756

La única provincia interior que ha experimentado un crecimiento de las pernoctaciones ha sido Jaén (11%), que sumó 195.004. En Córdoba se produjo un retroceso del 2,8% (306.681 estancias en total), y en Sevilla del 1,4% (976.153 pernoctaciones). Por último, los hoteles de Granada contaron 1.148.307 pernoctaciones, 81 más que en el primer trimestre de 2006.

Saeta estima que la actividad turística en la primera mitad del año puede incrementarse en torno a un 3,9%, y que Cádiz, Jaén y Málaga serán las provincias que ofrezcan un mejor comportamiento; mientras que Almería, Huelva y Sevilla podrían conocer ligeros retrocesos en su movimiento hotelero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 29 de abril de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50