Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los juzgados del carné por puntos y extranjería, al borde del colapso

El Poder Judicial reclama con urgencia 66 juzgados de lo Contencioso

Los juzgados que resuelven los recursos contra sanciones del carné por puntos y sobre personal estatutario y extranjería están en su mayoría al borde del colapso, según un informe del Consejo del Poder Judicial. Los que peor están son los de Andalucía, Madrid, Valencia y Murcia. El Poder Judicial pide con urgencia la creación de otros 66 juzgados de lo contencioso. A fines de 2006, los 181 actuales tenían 124.000 asuntos pendientes.

El 70% de los asuntos que llegan a estos juzgados son por temas de extranjería. No hay estadística aún, en cambio, del número de recursos derivados de infracciones de tráfico. Pero los que ya hay -al menos en Andalucía, Madrid, Valencia y en muchas zonas costeras- soportarán fuertes esperas si no se pone antes remedio. Los juzgados que deben resolverlas están hipersaturados. Una saturación que no sólo afecta a los recursos del carné por puntos; también a los miles que interponen los inmigrantes por expulsiones, rechazo en la frontera o denegaciones de permisos.

Los recursos de extranjería -que es la causa principal del colapso de estos juzgados- sí están cuantificados: suponen el 70% de los casos que llegan a estos juzgados. El peso de la litigiosidad por motivos de extranjería oscila según las zonas, desde el 2,3% del total en Asturias hasta el 60% en Madrid. En Melilla estos asuntos representan el 86%. En Murcia, el 51%.

Si en 2002, cuando se crearon estos juzgados, la tasa de pendencia fue de 37.190 asuntos, a finales de 2006 han quedado en esa situación 124.192, casi cuatro veces más.

Botones de muestra del atasco son los juzgados contenciosos de Granada, Valencia y Madrid. En Cataluña los asuntos de extranjería representan el 30% y no es la Comunidad más afectada por este problema, aunque también necesita más juzgados, Barcelona tiene 14 y necesita dos más, según el Consejo.

En la capital de España, donde se ha "desatado hasta el 174% más" la llegada de asuntos de extranjería, los juzgados están fijando ahora los juicios para mediados y finales de 2009. Es decir, dos años sólo para que se celebre juicio, sin contar que la demora puede elevarse al doble o más si hay recursos ante los tribunales superiores. Madrid ingresó en 2006 un total 30.431 asuntos y tiene pendientes ahora 25.191. Un automovilista puede pedir como medida cautelar urgente que se suspenda una retirada de puntos antes de que llegue su juicio, pero incluso para esa vistilla tiene que esperar algunos meses.

"Medidas inmediatas"

José Luis González Armengol, juez decano de Madrid, explica: "Es necesario que de una vez para siempre se adopten medidas inmediatas para paliar el gravísimo problema que soporta la jurisdicción contencioso-administrativa de Madrid, donde la insoportable carga de trabajo está produciendo unas dilaciones indebidas que están pagando los ciudadanos en materia de seguridad vial y extranjería".

El Poder Judicial entiende que el módulo de asuntos por juzgados no debe exceder de 600 al año. Por Comunidades, Andalucía, con una media de 1.242 por juzgado, es la que más asuntos ha registrado en 2006; le siguen Madrid, con 1.087; Valencia (946) y Murcia (961).

Los más colapsados de España son los tres juzgados que hay en Granada, que registran un 273% por encima del módulo; a Granada, en colapso, le siguen los de Sevilla, Algeciras, Málaga y Huelva, que también superan holgadamente el 200% de trabajo por encima del módulo. En parecida situación se hallan Alicante, Elche, Mérida y Murcia. Melilla, que tiene dos juzgados contenciosos, registra una carga de trabajo un 174% por encima del módulo.

En 2002, el Gobierno decidió crear los juzgados de lo Contencioso con la finalidad de descongestionar de asuntos los asfixiados tribunales superiores. Materias que antes se dirimían exclusivamente en los tribunales superiores (extranjería, multas, decisiones de Ayuntamientos...) fueron asumidas desde entonces por juzgados unipersonales, con un único juez. En un principio, estos juzgados funcionaron bien, pero a partir de 2004 han experimentado una carga de trabajo "preocupante", según el Consejo del Poder Judicial.

En 2006, con la llegada de 151.000 asuntos a estos juzgados, se ha producido un incremento del 26,8% sobre 2005, y esa cifra es el doble de la registrada "hace tan solo tres años, 75.588", según el Consejo.

El órgano de Gobierno de los jueces señala que el aumento de casos en estos juzgados "alcanza cotas muy preocupantes (...) Un dato sumamente revelador es que al final de 2006 el número de procedimientos pendientes (124.192) ha superado por primera vez al de resueltos (110.163)", destaca el Consejo. Los juzgados contenciosos que funcionan dentro de la normalidad, según el Consejo, salvo alguna excepción, son los de las comunidades de Galicia, Asturias y Castilla-La Mancha.

Granada, la más atascada

El Consejo del Poder Judicial señala en su informe que la creación de nuevos juzgados de lo contencioso en España "ha sido inferior a lo deseable y se ha revelado por completo insuficiente para absorber las secuelas de la atracción competencial y el consiguiente aumento de la carga de trabajo".

El Poder Judicial ve necesario crear 66 nuevos juzgados; en concreto, en aquellas provincias cuyos órganos actuales rebasen, no ya los asuntos máximos ahora recomendable (600 al año), sino la cifra de 700. La que más juzgados nuevos necesita es Madrid (16 más); después Sevilla, que tiene ocho y urge de otros tres más, y Málaga, que tiene cinco y requiere el doble. Granada, ahora mismo la más atascada de España, dispone de tres y necesita cinco más. Son varias las causas que han llevado al desbordamiento de estos juzgados. Una, "el marcado incremento de la extranjería (...) y las cuestiones de personal". Estos últimos asuntos se tramitaban antes en los juzgados de lo social, pero una sentencia del Tribunal Supremo ordenó su trasvase al ámbito contencioso. De los 151. 589 asuntos registrados en 2006, 46.738 son por cuestiones de extranjería. Y, según el Consejo, la previsión futura es que habrá todavía más asuntos de esta naturaleza.

El teniente fiscal de Madrid, Pedro Martínez, sostiene que el déficit afecta también "a otras jurisdicciones que han caído en el olvido de las altas instancias". "Fuera de las capitales, también hay muchos problemas", dice.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de abril de 2007

Más información