El PSOE canario admite que plagió a Ciutadans y destituye al responsable

El texto copiaba íntegramente el del partido catalán y fue presentado por López Aguilar

El Partido Socialista Canario admitió ayer haber plagiado, de forma literal e íntegra, el programa que presentó el partido Ciutadans a las últimas elecciones catalanas. El plagio se incorporó a un documento de trabajo con 125 medidas para Canarias que el candidato, Juan Fernando López Aguilar, presentó en persona a los medios de comunicación el pasado 3 de abril. El PSC-PSOE, destituyó ayer a Juan Romero Pi del comité de campaña y del comité electoral, como responsable del grupo de trabajo encargado de elaborar el documento.

El PSOE trató de minimizar la polémica diciendo que el texto era un borrador

El documento, titulado 125 medidas para el primer año del Gobierno socialista en las islas, es una copia de las 100 propuestas para mejorar Cataluña que presentó la formación Ciutadans. La denuncia de este hecho la hizo el pasado martes un candidato de la formación Compromiso por Gran Canaria durante la presentación de sus candidaturas. Este periódico intentó ayer, sin éxito, hablar ayer con Romero Pi.

Juan Fernando López Aguilar presentó ante directores de medios de comunicación este documento el pasado 3 de abril, como parte de los numerosos actos de precampaña en las islas. En ningún momento matizó que fuera un borrador o un documento interno que no contaba con la aprobación de la dirección del partido. En ese instante eran las propuestas del candidato a su primer año de Gobierno. Apenas 14 días después, este mismo texto se había reducido a un mero "documento interno de trabajo, no aprobado".

Hasta el martes por la tarde, cuando la comparación de párrafos literales entre ambos documentos ya había saltado a medios de comunicación, el PSOE de Canarias negó categóricamente que estas propuestas formaran parte de su programa electoral. Fue el lunes cuando retiraron el documento de la página web de la candidatura.

Preguntados el mismo martes, los responsables del partido minimizaron la polémica hasta decir que se trataba "de un documento con la importancia de uno de los muchos borradores" y que "había sido descartado". 24 horas después se variaba esta versión hasta el punto de hablar de traición de Romero Pi. "Hemos sido objeto de un incidente muy desagradable; todo el comité electoral y el candidato han sido sorprendidos en su buena fe", se esforzaba por aclarar ayer el director de campaña, Francisco Hernández Spínola.

De las 125 medidas socialistas, al menos 115 recogen extractos exactos de las propuestas de Ciutadans; los epígrafes son idénticos (como el epígrafe titulado Hacia una Administración más transparente) o han añadido alguna palabra. Las similitudes comienzan en el título 1 (para Ciutadans Calidad de ciudadanía, ciudadanía de calidad, que los socialistas canarios transformaron en Plenitud de derechos para la ciudadanía, ciudadanía plena), pero, a partir de ahí, comienza el calco.

Donde Ciutadans pone "Reclamamos el derecho de los ciudadanos de Cataluña a recurrir al Defensor del Pueblo, que también lo es de los catalanes para defender sus derechos y libertades cuando éstas se vean amenazadas por los poderes públicos, ya sean éstos autonómicos, locales o nacionales", los socialistas canarios cambian Cataluña por Canarias.

Donde la formación catalana propone "potenciaremos la defensa de los consumidores frente a abusos comerciales y huelgas ilegales. Mejoraremos la información al consumidor sobre sus derechos, así como sobre los nuevos tipos de comercios y los posibles fraudes", los socialistas canarios proponen "potenciaremos la defensa de los consumidores frente a abusos comerciales de todo tipo. Mejoraremos la información al consumidor sobre sus derechos, así como sobre los nuevos tipos de comercios y los posibles fraudes".

Y así hasta el final: el punto 30 de Ciutadans es el 45 socialista; el 35 se convierte en el 53, el 46 es el 71, el 54 es el 83, el 70 aparece como el 114, el sensible punto 78 de Ciutadans sobre los sueldos de los altos cargos está calcado, con leves matices.

Desde ayer, el PSC-PSOE insiste en que su "compromiso con los ciudadanos de Canarias" es el programa electoral de 138 páginas que ya se puede consultar en la página web oficial (www.psoecanarias.com) y que las 125 medidas "han quedado descartadas" a favor de un texto nuevo "original y autóctono" elaborado "por más de cien cargos, militantes y simpatizantes", informó Spínola.

El líder socialista insistía ayer en que "hemos desautorizado el documento, hemos pedido disculpas por esta confusión y hemos depurado responsabilidades internas apartando del comité electoral al responsable del texto" con lo que daban por zanjada la crisis. Sin embargo, no amplió si su formación lo expulsaría, si le daba de baja temporalmente o si forzaría su renuncia como presidente de la Zona Especial Canaria, una institución estratégica, encargada de captar inversores nacionales y extranjeros interesados en los atractivos incentivos fiscales de las islas.

Por el momento, ayer mismo, Juan Fernando López Aguilar adelantaba que esta polémica no tendría por qué influir a la responsabilidad institucional y pública de Romero Pi. "Nuestro comportamiento ante este problema ha sido ejemplar", insistió Spínola, "y actuaremos igual si los ciudadanos nos dan la responsabilidad de gobernar".

En rueda de prensa, López Aguilar insistió en que, en las últimas 24 horas, se ha puesto de manifiesto que el texto de las 125 medidas para el primer año de gobierno socialista "no cumple con los requisitos de rigor y autoexigencia" y reconoció que "fue aportado después de haber sido trasplantado, es decir, reproduciendo en su literalidad un buen número de párrafos y su estructura formal de otro documento elaborado por otra formación política".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 18 de abril de 2007.

Lo más visto en...

Top 50