Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PARA EMPEZAR

Actualizarse a la versión 7.04 (8)

Cada seis meses y sin faltar a su cita, el equipo que desarrolla Ubuntu lo renueva de arriba a abajo. Y precisamente hoy, 19 de abril, sale a la calle la edición 7.04 de este sistema operativo gratuito, que puede instalar y usar.

LA PRIMERA VEZ

Como ya explicábamos en la primera entrega de esta serie, hay varias maneras de obtener Ubuntu por primera vez. Quizá la más sencilla sea a través de Internet, tecleando la dirección: www.ubuntu.com/getubuntu/download y eligiendo qué versión se desea descargar (en este caso la 7.04), así como el tipo de ordenador donde se va a instalar y la posición geográfica del lugar desde el que se va a realizar la descarga del fichero. Bajará así un archivo de poco menos de 700 MB de tamaño -la descarga puede durar varias horas- y con formato ".ISO", que le servirá luego para grabar su propio CD de instalación, o LiveCD. Si lo prefiere, puede comprar un disco de este sistema operativo a un precio inferior a 20 euros, en el apartado Purchase.

ACTUALIZAR CON UN CLIC

Hacerse con la versión 7.04 es aún más fácil si ya es usuario de una versión anterior de Ubuntu, ya que sólo tendrá que pulsar en el menú Sistema, Administración, Gestor de actualizaciones. Hecho esto, haga clic en Comprobar y aparecerá un mensaje que le indicará que hay disponible una versión más reciente del sistema operativo. Sólo tendrá que aceptar el mensaje de confirmación y la instalación comenzará de forma totalmente automática. Es importante destacar que sólo podrá realizar la actualización directamente si es usuario de Ubuntu 6.10, de manera que si tiene instalada cualquier versión anterior tendrá que ir subiendo peldaño a peldaño por la escalera de las versiones. Antes de realizar cualquier actualización, es muy conveniente realizar una copia de seguridad de los ficheros más importantes.

WI-FI MÁS FÁCIL

Las novedades son bastante numerosas, y las más relevantes han conseguido que el uso de Ubuntu sea aún más sencillo de lo que ya era. En primer lugar, el sistema cuenta ahora por defecto con una magnífica utilidad de detección de redes. Aparece desde el primer arranque en la esquina superior izquierda de la pantalla, junto a los controles de sonido y de fecha, y haciendo clic sobre ella Ubuntu le mostrará qué redes están disponibles, si son de tipo convencional (Cableada) o inalámbricas (o Wi-Fi) y, en su caso, si están o no protegidas por clave. Respecto a las primeras, su detección y la conexión se realiza de forma automática, mientras que para conectarse a una del segundo tipo, bastará con pulsar sobre la elegida. Si por cualquier razón la red que busca no aparece como disponible, pese a que está en su zona de cobertura, tendrá que pulsar en Conectar a otra red inalámbrica y especificar su nombre exacto (SSID) y la contraseña (en su caso). Recuerde que estos datos no dependen del sistema operativo, sino de la configuración del router inalámbrico de su Red, por lo que tendrá que consultar a su administrador si no los conoce. Una vez conectado a la Red podrá conocer además la calidad de la señal inalámbrica gracias a un icono con forma de gráfico de barras. Por último, pulsando en Static configuration accederá a la ventana general de Configuración de la red (a la que también puede llegar desde Sistema, Administración, Red).

COMPATIBLE CON MP3

Otra de las grandes ventajas de esta nueva versión de Ubuntu es lo sencillo que resulta hacer que cualquier programa pueda reproducir correctamente los archivos multimedia cuyo uso estaba antes restringido. Hasta ahora, para que las aplicaciones de Ubuntu pudiesen reproducir música comprimida mediante el popular formato MP3, o crear ficheros con esa extensión, era necesario seguir una serie de pasos que a menudo quedaban fuera del alcance de los más novatos por su relativa complejidad. La situación cambia radicalmente con la edición 7.04, ya que todo el proceso pasa a ser automático. Cuando descargue un fichero en formato MP3 e intente abrirlo con cualquier programa, éste se encargará de lanzar automáticamente la herramienta Añadir y quitar aplicaciones, y de sugerirle qué complemento debe instalar. Bastará con seleccionarlo (si no puede verlo, compruebe que la opción Mostrar todas las aplicaciones disponibles está señalada correctamente) y pulsar en Aplicar para que, tras unos minutos, se complete la instalación sin intervención alguna. Lo mismo ocurre con los archivos de vídeo comprimidos mediante DivX: con sólo intentar abrirlos por vez primera, Ubuntu buscará el software que necesita, y le pedirá que confirme si desea añadirlo al sistema operativo.

MUDARSE DESDE WINDOWS

La lista de novedades más relevantes de la versión 7.04 se completa con una potente herramienta de migración desde Windows. Y es que, aunque Ubuntu puede convivir perfectamente con los sistemas de Microsoft en un mismo PC desde el mismo momento de su instalación, dando la opción de elegir qué sistema quiere utilizar en cada arranque, es posible que algunos puedan sentir la necesidad de pasarse por completo a este sistema gratuito y de código abierto. Para hacer aún más sencillo el siempre complicado proceso de mudanza, el programa de instalación de Ubuntu 7.04 incluye un asistente que le ofrece la opción de importar la configuración de los programas más usados (Explorer o Firefox, programa de mensajería instantánea, libretas de direcciones, correos electrónicos...) e incluso de transferir automáticamente a su nueva carpeta de usuario en esta versión de Linux todos los archivos que hasta entonces se almacenaban en Mis Documentos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de abril de 2007