Reportaje:

La cámara oculta de los buitres

Un dispositivo camuflado permite seguir a las aves en el Peñón de Zaframagón

La sierra de Cádiz es desde ayer un punto privilegiado en el avistamiento de aves. Observar a escasos centímetros decenas de buitres leonados que sobrevuelan el Peñón de Zaframagón, en la localidad gaditana de Olvera, es posible gracias a la instalación de una cámara de vídeo camuflada que permite ver hasta el abrir y cerrar de ojos de estos carroñeros.

En plena Vía Verde de la sierra y rodeado de un inmenso paisaje de árboles, riachuelos, senderos y caminos rurales se ha instalado la estación de Zaframagón. Desde allí, y a través de una consola, se controla el movimiento y los enfoques de la cámara, que transmite su señal a la propia estación en la que se han habilitado grandes pantallas de plasma que muestran todos los movimientos de las aves en los nidos, recovecos y zonas escarpadas que conforman el hábitat natural de los buitres.

La vista que ofrece una de las principales buitreras de Europa es privilegiada. La cámara camuflada, que llega a fijar 99 posiciones y que dispone de luz infrarroja para la visión nocturna, se asienta a sólo 150 metros de los animales. El personal de la Fundación Vía Verde de la Sierra es el encargado de manejar el sistema de visionado que busca las imágenes que le marque el visitante. El teleobjetivo habilitado es el más avanzado del mercado y sitúa al usuario en un viaducto, sobre la vegetación, en un salto de agua o en la misma cima del peñón en el que se posan los buitres leonados.

Zaframagón se sitúa entre seis pequeños pueblos de las provincias de Cádiz y Sevilla: Olvera, Puerto Serrano, Coripe, Montellano, El Coronil y Pruna.

Este nuevo atractivo turístico financiado por la Diputación de Cádiz se enmarca en un proyecto más ambicioso, la Vía Verde de la Sierra. Se trata de 36 kilómetros que enlazan los municipios gaditanos de Puerto Serrano y Olvera y que abren una balconada hacia el bosque mediterráneo y la vegetación de ribera, la corriente del río Guadalete y su confluencia con otros cauces, los buitres del peñón, o los paisajes agrícolas y serranos. Para esta actuación, también se han recuperado un total de 30 túneles y cuatro viaductos que permiten recorrer la ruta que exploran unas 2.000 personas a la semana.

Con este novedoso sistema de avistamiento de buitres, en el que se han invertido 55.000 euros, se espera dar el espaldarazo definitivo a la Vía Verde de la Sierra que, a juicio de los impulsores, es un ejemplo de desarrollo de turismo sostenible.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Otro atractivo de la iniciativa presentada ayer se centra en la posibilidad de que los usuarios puedan grabar en cualquier dispositivo de memoria las imágenes de las aves que más les hayan impresionado. En cualquier caso, en un plazo breve de tiempo la buitrera de la provincia de Cádiz se mostrará a tiempo real en la red de redes.

Tanto las diputaciones de Cádiz y Sevilla como la Consejería de Turismo han participado en este proyecto que impulsa el turismo interior frente al tradicional sol y playa. Y es que, según manifestó ayer el consejero Sergio Moreno, el 20% de los visitantes que eligen Andalucía como destino buscan el turismo cultural y de naturaleza.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS