El Supremo culpa al Estado de dos muertes en accidente

El Tribunal entiende que el suceso se debió al mal estado de la carretera

El Tribunal Supremo (TS) ha resuelto a favor de los familiares de dos víctimas mortales de un accidente de tráfico en Marmolejo (Jaén), por entender que el asfalto de la carretera en que se produjo el siniestro "presentaba deficiencias" y que la "culpa" de su estado la tiene, "en su integridad", la administración.

Los hechos se remontan al 14 de mayo de 1998, cuando Francisco M. G. y Francisco C. sufrieron un accidente de tráfico, en el kilómetro 336,400 de la carretera N-IV, a su paso por el municipio de Marmolejo. Una balsa de agua existente en la calzada provocó que el conductor perdiera el control del vehículo y chocara contra un segundo turismo, motivo por el cual fallecieron estas dos personas.

El informe incluido en el atestado de la Guardia Civil confirmó que "en el lugar donde se produjo el accidente existe un tramo, de unos 50 metros de longitud, cuyo asfalto presenta deficiencias en su contextura, motivando con ello que en caso de lluvia muy intensa se forme una ligera balsa de agua en dicho punto".

El Consejo de Ministros estimó sólo parcialmente la reclamación de indemnización que presentaron los familiares y sobre la que ahora se pronuncia el Tribunal Supremo.

La resolución recurrida establecía para los herederos una indemnización del 50% del total solicitado por entender que existía una concurrencia de culpas entre el deficiente estado de la calzada y una conducción inadecuada de los perjudicados.

Sin embargo, la sentencia del TS considera que el Estado deberá indemnizar a la viuda de Francisco M. G. con 116.458,69 euros; a sus dos hijos, con 9.704,89 euros cada uno; y a los tres hermanos de Francisco C., con 11.645,87 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 05 de abril de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50