Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez que dejó en libertad a dos homicidas sostiene que fue diligente

La juez de Martorell que dejó en libertad a los dos acusados de matar a un joven tras pasar cuatro años en prisión (el máximo permitido) niega que la dilación sea imputable a su inactividad al tramitar la causa. En un informe difundido por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Martorell atribuye la dilación a retrasos para obtener pruebas y problemas de notificación.

La juez defiende así su actuación tras la polémica suscitada cuando, el viernes, se vio obligada a poner en libertad a Rubén T. D. y Juan Manuel R. C., los dos acusados de matar a navajazos en 2003 a un joven a la salida de una discoteca de Sant Esteve Sesrovires (Baix Llobregat).

Entre los motivos de la demora, la juez cita que la Guardia Civil tardó 18 meses en efectuar unas pruebas de ADN. También denuncia que hubo problemas para excarcelar a los imputados y poderles practicar pruebas forenses. Además, el fiscal tardó un año en detectar el error de notificación de una providencia sobre la práctica de unas pruebas complementarias que él mismo había pedido. La presidenta del TSJC, Maria Eugenia Alegret, llevará el informe a la Sala de Gobierno para que analice los problemas en la tramitación de la causa, de la que han tenido conocimiento tres jueces titulares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de abril de 2007