La feria de turismo de Valencia vuelve a perder expositores

La feria de turismo (TCV) que desde hace tres años organiza Feria Valencia no logra levantar el vuelo. El certamen, que arrancó en 2005 con 285 expositores, inauguró ayer la última edición con 226, cifra también inferior a la del año pasado.

Lo que no varía en esta edición del certamen turístico es la fuerte presencia institucional. TCV destacó ayer la presencia de toda la oferta turística de las tres provincias y la participación de las cuatro marcas turísticas. La Generalitat destacó que un total de 71 entidades de carácter turístico entre municipios, patronatos, oficinas de turismo y otros organismos de carácter oficial ofrecerán hasta el domingo "su atractiva oferta de productos y servicios turísticos al visitante de TCV".

La feria fue inaugurada por el vicepresidente del Consell, Víctor Campos, quien destacó que el turismo es un "elemento fundamental de desarrollo, prosperidad y futuro" para la Comunidad Valenciana que representa el 14% de su Producto Interior Bruto (PIB) y que emplea de forma directa a 30.000 personas. El vicepresidente del Consell aseguró, además, que la Generalitat se ha marcado el objetivo de alcanzar los siete millones de visitantes extranjeros y los 25 millones de turistas en total en el año 2010. El año pasado, la Comunidad Valenciana recibió 23,5 millones de turistas, de los cuales 5,5 millones fueron extranjeros.

Víctor Campos reconoció el "esfuerzo" de todos los sectores y citó a hoteleros, ayuntamientos, diputaciones y Generalitat.

Campos aprovechó las preguntas de los periodistas para volver a criticar de nuevo a la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, una de las responsables políticas del Gobierno que por sus competencias centra más a menudo las acusaciones del ejecutivo popular de Francisco Camps. El vicepresidente del Consell, en esta ocasión, acusó a Narbona de "tener fijación con nuestra comunidad" al ser preguntado por la desaladora de Torrevieja. Insistió, reproduciendo las recientes declaraciones del consejero de Territorio y Vivienda, Esteban González Pons, en que el Consell no está contra las desaladoras, sino contra la de Torrevieja en concreto, "una de las mayores del mundo", insistió.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS