Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Desde el Pacífico

El futuro de la industria de las noticias

Un estudio refleja que los internautas no buscan noticias, se las encuentran mientras navegan.

EL NÚMERO DE PERSONAS interesadas en las noticias sigue bajando según revela el cuarto informe sobre el Estado de los medios de información. Publicado por el Proyecto para la Excelencia en el Periodismo, estudia los medios de EEUU y de Gran Bretaña, pero las líneas generales pueden ser útiles, sobre todo en cuanto se refiere a la evolución de los medios online.

La audiencia de todos los medios está a la baja salvo para la prensa étnica (fuerte en EEUU) y todo lo que es online. Entre el 2005 y el 2006, la circulación de los periódicos han conocido una merma de 3% en su circulación diaria (4% el domingo, cuando hay más publicidad). La audiencia de los grandes noticieros de la noche perdió un millón de televidentes, lo mismo que cada año desde hace 25 años. La de las emisoras locales ha bajado más todavía.

En EE UU, la gente pasa navegando una hora más que el año anterior. La publicidad de los sitios de periódicos creció un 33%.

"La naturaleza participativa de la web es más teórica que una cualidad en plena madurez", en el ámbito de los medios informativos en Internet

El capítulo más original de este informe de 700 páginas trata del estudio detallado de 32 sitios de información de medios tradicionales (televisión, radio, periódicos) y seis que sólo existen online. Algunos con más de 10 años de vida. Han tomado su propia dinámica y se han desarrollado fuera de la órbita de su medio de origen asumiendo personalidad propia. Dejan con cierta facilidad que el público escoja la manera de recibir la información (flujos RSS o podcasts, por ejemplo), pero no que modifiquen la página. Los mejores le dan espacio a lo que el informe llama la "voz de grupo": las notas más leídas o más enviadas por correo electrónico. La capacidad de contribución de la audiencia no está muy desarrollada. "La naturaleza participativa de la web es más teórica que una cualidad en plena madurez", dice el informe.

Tampoco se aprovecha la capacidad de desarrollar los temas a fondo. No es tan fácil debido a la tensión entre los periodistas tradicionales formados para salir y reportear y la tecnología de hoy que facilita la agregación y requeriría de un trabajo de edición más sofisticado.

El multimedia es menos común de lo que se podría pensar. Los sitios que sólo existen online (Digg.com o Benicia.com, por ejemplo) prefieren alentar la participación ciudadana mientras los sitios de medios tradicionales (el New York Times entre otros) tratan de desarrollar productos multimedia (hechos por ellos). Dentro de este cuadro, algunos sitios sobresalen: CBS News que proviene de un canal de televisión; la BBC, con un espacio reservado a la participación de los usuarios y el Washington Post. Es, a la vez, uno de los sitios que más se ha alejado del medio original y uno de los que más dinero genera: 15% de los ingresos de la empresa. El cuarto sitio mejor calificado es el más original. Albergado por la Universidad de Harvard, Global Voices Online está hecho a partir de blogs del mundo entero.

En general el sector online va mejor que los demás. La gente pasa una hora más que el año pasado navegando por la web. Ejemplo alentador: 15% de los usuarios dijeron haber consultado la web para informarse sobre las elecciones del 2006 (al congreso), contra el 7% en el año 2002.

Los ingresos por publicidad de los sitios de periódicos aumentaron en un 33%. Sin embargo, el informe anuncia una desaceleración del crecimiento. Lo explica en parte por un cambio en la forma de acceder a las noticias. A medida que la web forma más parte de la vida de los usuarios (conexiones de banda ancha), la gente deja de conectarse por una razón específica (para conseguir noticias, por ejemplo) y tiende a usar la red para múltiples cosas. "No parecen dedicar tiempo online para conseguir noticias. Se encuentran con noticias e informaciones de vez en cuando", dice el informe. "Es muy posible que no todos usen la web con tanto interés para las noticias como lo hizo la generación anterior de usuarios".

El problema es que si la gente accede de manera esporádica a las noticias, la publicidad no tiene la misma eficacia que en los medios tradicionales. De confirmarse esta tendencia, los anunciantes podrían reducir su interés por el medio que, de esa manera "jamás podría crecer hasta el punto en el que pueda pagar el periodismo al nivel al que estamos acostumbrados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de marzo de 2007