_
_
_
_

El viaje de Dicaprio y Rafaeli acaba a puñetazos

Pretendían viajar de incógnito. Pero era misión imposible que el actor Leonardo DiCaprio y su novia, la modelo israelí Bar Rafaeli, sortearan a los curiosos, y sobre todo a los paparazzi. En el avión en el que aterrizaron en el aeropuerto de Tel Aviv volaban varios periodistas y, claro está, los fotógrafos se pusieron al tajo.

Las dos bellezas acudieron al Museo del Holocausto en Jerusalén, que abrió sus puertas para ellos. Más tarde acudieron al de las Lamentaciones, que fue acordonado para evitar tumultos. La policía no lo logró. Los periodistas esperaron pacientes para disgusto de dos guardaespaldas del actor y la top model, que se liaron a golpes con un fotógrafo que acabó herido.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_