Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento de Galicia albergará un jardín botánico autóctono

Entre el 15 y el 37% de las especies de flora y fauna podrían desaparecer durante la primera mitad de este siglo a causa del cambio climático. En Galicia se calcula que existen unas 2.200 especies de plantas vasculares (aquellas que se componen de raíz, tallo y hojas), de las que 600 se encuentran amenazadas. Éste es uno de los motivos por los que cada vez son mayores las actuaciones encaminadas a preservar la biodiversidad.

El Parlamento de Galicia ha dado un paso más en este sentido al firmar con la Consellería de Medio Rural un convenio de colaboración con el fin de dotar de un jardín autóctono la fachada principal de la cámara autonómica. "Un gesto simbólico", en palabras de la presidenta del ente cameral, Dolores Villarino, en línea con el programa de divulgación sobre las consecuencias del cambio climático y de educación ambiental que lleva a cabo esta institución.

En aras de poner en valor el patrimonio natural y etnográfico gallego, el Centro de Formación e Experimentación Agroforestal de Lourizán (Pontevedra) -adscrito a la Consellería de Medio Rural- ha diseñado un espacio verde en el que se reproducirán 14 ecosistemas autóctonos de especial representatividad y riqueza para Galicia.

En los jardines del Pazo do Hórreo estarán presentes desde los avellanos de A Ribeira Sacra a los acebos de la Sierra de Candán, pasando por Os Ancares, los cerezos de Beade, As Illas Malveira, el bosque atlántico, los humedales o las plantas acuáticas. Todas ellas tendrán sitio en este proyecto denominado "Xardín Autóctono. O valor da biodiversidade", y que deberá haberse completado el 31 de mayo de 2009.

Recordatorio

El Parlamento de Galicia pretende que este jardín, que se situará entre la fachada principal y la torre del edificio, se convierta en un recordatorio constante de la necesidad de conservar esta biodiversidad.

Para reforzar esta actuación se desarrollará un programa formativo alrededor de este nuevo jardín donde se ubicará un refugio de anfibios, cajas nido para aves y murciélagos e incluso una mámoa -túmulo funerario símbolo de la arqueología autóctona- dotadas de paneles informativos y acompañadas de tres esculturas de Víctor Corral, Antonio García Patiño y Elena Colmeiro.

Dolores Villarino, resaltó lo novedoso de la iniciativa al señalar que de este modo el Parlamento de Galicia "debe ser una de las primera cámaras autónomas" en llevar a cabo un proyecto de estas características.

Por su parte, Alfredo Suárez Canal, titular de la Consellería de Medio Rural, manifestó que esta actuación se enmarca en las nuevas directrices marcadas por este departamento en política forestal ante la necesidad de preservar el entorno paisajístico y el ecosistema gallego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de marzo de 2007