Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La carrera electoral: faltan 82 días

El alcalde de Alcobendas tacha de desleal a la mayoría de su lista

"En mi candidatura quiero personas de confianza", exige Caballero

A 82 días para las elecciones, el alcalde socialista de Alcobendas, José Caballero y la dirección de su partido siguen sin ponerse de acuerdo sobre la composición de la lista electoral. Caballero convocó ayer una rueda de prensa en la que arremetió contra el Partido Socialista Madrileño (PSM) y aseguró que "la inmensa mayoría" de los miembros de la lista con la que intentará revalidar su cargo le han demostrado "escasa o nula lealtad".

Los órganos directivos del PSM han aprobado recientemente las listas electorales de sus candidaturas. Pero en el caso de Alcobendas, Caballero no está conforme con los nombres que, a su juicio, le han impuesto desde la dirección del partido. "Lo que yo quiero es tener lo mismo que el secretario general de PSM : una lista de personas leales, en las que pueda tener confianza y seguridad", exigió Caballero, de 64 años.

Pero el regidor no aclaró a qué se debe el enfrentamiento: No quiso dar los nombres de los supuestos compañeros desleales. Tampoco quiso decir con cuántas incorporaciones y salidas de la lista se quedaría contento. "Lo que no quiero es una lista que esté integrada por compañeros que han estado mostrando hasta hace tres días un rechazo frontal contra el candidato", afirmó.

El regidor también arremetió contra el secretario de Organización del PSM, Andrés Rojo y contra Simancas. "El Comité Federal del PSOE aprobó una lista inducida por Rojo. El sábado por la mañana tuve una conversación con Simancas en la que reconoció que por mi parte no había habido acuerdo y, como siempre, echó la culpa al mensajero y dijo que exigiría una rectificación pública. Yo le dije que esperaría a que se rectificase el domingo o el lunes. Como no se ha producido, quiero aclarar ante la opinión pública la situación", se explayó. "La dirección del partido en Madrid no ha estado a la altura de las circunstancias", agregó.

A pesar de la tormenta, Caballero no se plantea dimitir. Pero tampoco aventuró que va a pasar en el caso de que finalmente su lista electoral no sea modificada. "No soy adivino. Lo dejo a la opinión de cada uno", contestó. Por su parte, Rojo no quiso hacer declaraciones sobre el último episodio del culebrón de Alcobendas y remitió a un comunicado del PSM en el que se asegura de manera tajante: "Ha concluido el proceso de confección de las listas en Alcobendas".

Al margen de la disputa socialista, la batalla electoral por Alcobendas se presenta muy justa. El PP considera al municipio como una de las plazas a arrebatar a los socialistas. En las elecciones municipales de 1999 el PSOE obtuvo mayoría absoluta en Alcobendas, con 13 concejales; el PP consiguió 10 e IU dos. Pero en el año 2003 PP y PSOE empataron a 12 ediles y los socialistas, para gobernar, han tenido que recurrir al apoyo del único concejal que tiene actualmente IU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de marzo de 2007