Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las patrullas a caballo desplazan almacenes y talleres del Retiro

La Concejalía de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid ha decidido instalar las cuadras de la Caballería de la Policía Municipal que patrulla el Retiro, y la de Medio Ambiente unas oficinas de la agencia medioambiental Agenda 21, en sendos espacios de una zona contigua a los viveros de la zona meridional del parque, junto a la glorieta del Ángel Caído.

Ambas decisiones han sido criticadas, por razones distintas, por la sección sindical de Comisiones Obreras de Parques y Jardines. Para ello invoca que este área se hallaba ocupada tradicionalmente por las dependencias y talleres que reparan y suministran soporte técnico para el mantenimiento del parque madrileño y que, tras esta medida, quedarán reducidos a su expresión mínima, asegura Tomás Lorenzo, portavoz del sindicato.

"La zona tenía dos espacios, uno, auténtico vertedero de bolardos y material diverso, que ha sido trasladado al Almacén de la Villa en Coslada", explica una fuente de la Concejalía de Hacienda. "El mismo empleado que trabajaba allí ha sido desplazado con un plus de transporte", explica. "Este espacio quedará destinado a las unidades de caballería de la Policía Municipal que patrullan el Retiro". En cuanto al otro espacio, dice, "se trata de un edificio adscrito a la Concejalía de Medio Ambiente que está siendo rehabilitado para instalar la Agenda 21".

Plantilla reducida

La doble decisión reduce a la mitad el espacio con el que contaban los talleres -que llegaron a tener hasta 60 trabajadores asignados- y que hoy cuentan con una plantilla de 11 personas, dos de ellas a punto de jubilarse, carpinteros, albañiles, pintores, cerrajeros y mecánicos, entre otros oficios. La central sindical informa, además, de que carecen del reconocimiento de su categoría.

Los talleres ocupan una zona de trazado histórico, específicamente construida para sus funciones en un área contigua al llamado Vivero de Estufas, cerca de la Rosaleda del Retiro. Sus prestaciones abarcan especialidades como la albañilería, fontanería, electricidad, cerrajería, pintura, carpintería, almacenes, oficinas y vestuarios.

Por término medio, cada especialidad ocupaba una instalación de unos 60 metros cuadrados, con abundante maquinaria. Durante años, este departamento municipal ha satisfecho el mantenimiento del Retiro, desde la construcción de bancos de madera, hasta la de puentes de rías, cartelas, reparaciones de alumbrado y guarnicionería. Comisiones Obreras teme que esta operación oculte privatizaciones y más subcontratas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de marzo de 2007