El convenio que oculta Porro benefició a la empresa fundada por su asesora

El ex socio de María Pilar Egea facturó 239.160 euros de la primera entrega del acuerdo

La mitad de la facturación en el anticipo de 500.000 euros del convenio oculto firmado por la Alcaldía de Vigo y la promotora del ilegal centro comercial Gran Vía corresponde a dos empresas de comunicación de Pedro Costas Gil, afamado intermediario de operaciones urbanísticas en la ciudad. Una de estas empresas fue cofundada por María Pilar Egea, asesora de la alcaldesa Corina Porro. El acuerdo del Ayuntamiento con la inmobiliaria preveía la aportación de hasta 1,5 millones de euros. De momento sólo hay constancia documental del destino de 500.000 euros.

Pedro Costas Gil es administrador único de Asesores de Servicios Integrales de Comunicación, S.L. (Abano), de Gestión Asesoramiento y Mediación, S.L. (Mega) y de Asesores de Servicios Integrales de Publicidad, S.L. (Significantia). Las tres, que tienen el mismo domicilio social en la calle Urzaiz 33-35 de Vigo, sumaron en 2005 una ganancia neta de 464.979 euros, según su declaración registral. La primera de ellas, Abano, es la agencia de comunicación del centro comercial Gran Vía, promovido por ING Real Estate y cuya construcción ha motivado la anulación por el Tribunal Supremo del plan parcial de Finca do Conde donde se ubica.

María Pilar Mapi Egea, actual jefa del gabinete de la Alcaldía de Vigo y asesora de máxima confianza de Corina Porro, participó en la constitución de Abano, en 1997, junto con otros accionistas que después se fueron desprendiendo de su participación en la empresa. Egea afirma haber seguido ese camino al año siguiente de su constitución. "La participación que tenía en Abano, el 19%, y mi condición de funcionaria impedían a la empresa acceder a contratos de la Administración. Por eso la dejé, con lástima, porque está en manos de muy buenos profesionales".

De Abano no entra ni una factura en la Alcaldía desde que Egea regenta su gabinete. "Está deliberadamente discriminada por mí", afirma. No quiere que la acusen de trato de favor con esa agencia por aquel vínculo de su creación, "aunque esté tan lejano". Costas Gil facturó 94.160 euros para Abano con cargo a la primera entrega de medio millón del convenio con ING Real Estate. Por el concurso nacional de piano Vigo 2005 y por A festa do mar.

Otros 145.000 euros facturó Costas Gil para Significantia, dentro del mismo anticipo del convenio oculto, por un suplemento en prensa de la batalla de flores (125.000), por una lona estampada y por la web VIG05. Si Abano no, Insignificantia sí goza de cierta deferencia en los encargos municipales.

Cócteles y recepciones

El presupuesto municipal (transparente) que cubrió la Vuelta al Mundo a Vela, algo más de 300.000 euros, dio para recepciones, cócteles, carpas, montajes, seguridad y mucha publicidad. Con cargo a ellos, Insignificantia realizó la campaña Vívea en directo, por 11.948 euros. En 2005 facturó 60.000 euros al Ayuntamiento.

Esa cantidad no traduce trato de favor si se compara con Canal Uno, agencia de publicidad que dirige Juan Martínez Herrera, ex concejal del PP, la cual facturó ese mismo año al Ayuntamiento de Vigo 619.444 euros, la mitad de todo el presupuesto publicitario municipal. Canal Uno sólo participó en la tarta del medio millón del convenio oculto con 12.000 euros por publicidad de la citada batalla de flores.

Insignificantia, con todo, va ganando posiciones: en los dos primeros meses de este año ya ha facturado al Ayuntamiento -curiosamente, en facturas consecutivas del 1 al 6, como si no tuviera otro cliente- más de 36.000 euros por "diseño y redacción de anuncios institucionales", por "diseño, redacción, ensobrado y direccionado de polípticos informativos y sobres", por "impresión, edición, ensobrado y etiquetado de cartas informativas", entre otros conceptos. Esa cantidad también incluye 5.916 euros por el archivo de documentación periodística en el gabinete de la Alcaldía durante los meses de febrero y marzo, a cuyo efecto Insignificantia provee el personal técnico, pese a disponer ya la Alcaldía de una responsable de prensa con dedicación exclusiva y del gabinete de prensa institucional.

La tercera empresa de la que Costas Gil es administrador único, Mega, se dedica a la realización de estudios de factibilidad y de optimización de todo tipo de empresas y proyectos, la comercialización de toda clase de productos, bienes y servicios, a la mediación, orientación y asesoramiento financiero-fiscal, comercial, jurídico y técnico en toda clase de operaciones comerciales. Extrañamente, la creación de Mega está registrada en junio de 1997, meses después de figurar con su denominación como accionista en la creación de Abano, en enero del mismo año, junto con Mapi Egea y otros.

El resto de la primera entrega con cargo al convenio oculto firmado por la Alcaldía de Vigo y ING Real Estate se lo repartieron Gedemón, S.L. (90.000 euros) por suministrar banderolas y una carroza en la batalla de flores; la sociedad Boat G.P. World, S.L. (125.000), por organizar el campeonato del mundo de lo mismo, y un afinador de pianos (840).

En la Alcaldía no detallan qué otras actividades se cargaron contra el millón restante del convenio, ni si ese millón de euros llegó a gastarse o en qué parte, porque esa faceta del control del gasto se gestionó al margen del Ayuntamiento, que se limitó a definir las actividades a programar. "No hubo segunda entrega", asegura Egea.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción