Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cajas dedicarán 1.669 millones a obra social, el 17,7% del beneficio

Las 46 cajas de ahorros españolas han aprobado una dotación de 1.669 millones de euros para la obra social de 2007, lo que supone un 21% más de lo que invirtieron el ejercicio anterior. Esta partida se realiza con cargo a los resultados del año anterior, cuando las cajas obtuvieron un beneficio consolidado de 9.420 millones, con un incremento del 48%. Así, estas entidades destinan el 17,7% del resultado neto a la obra social.

Si se tiene en cuenta sólo el resultado de las cajas como entidades matrices, es decir, sin lo que ganan con sus grupos y participaciones industriales, el resultado bruto del sector hubiera sido de 7.114 millones, según informó la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA). Sobre esta cifra, las cajas dedican el 23,5% del resultado ordinario a la obra social.

El año pasado, las 46 cajas de ahorros y la CECA invirtieron en obra social un total de 1.488 millones de euros, lo que supone un 11% más que el año anterior. El área de Asistencia Social y Sanitaria mantuvo la tendencia al alza de otros años, recibió el 32,75% de los recursos invertidos el año pasado, y gestionó 487,4 millones de euros, un 21% más.

Cultura pierde peso

El área de Cultura y Tiempo Libre recibió 583,8 millones de euros, un aumento del 2,1%, por lo que volvió a perder peso relativo, pasando desde el 42,41% de los recursos en 2005 al 39,23% sobre el total de la obra social en 2006. Educación e Investigación tuvo una evolución más estable, con un incremento del 6,9%, hasta una inversión de 257,4 millones de euros. El peso relativo de esta área apenas sufre variaciones respecto al ejercicio precedente y se sitúa en el 17,29% del total de la inversión en obra social. El área que más creció en 2006 fue Patrimonio Artístico y Natural, con un avance del 29,8% en la inversión, hasta 159,4 millones de euros.

Los presidentes y directores de cajas, que se reunieron ayer en Palma de Mallorca por invitación de la Fundación La Caixa, han ultimado un documento de estrategia de la obra social para los próximos años, antes de su discusión en la próxima asamblea de la CECA. En este documento las cajas se comprometen a aportar los recursos económicos y la profesionalidad de la obra social para seguir cumpliendo sus fines fundacionales, resumidos en la voluntad permanente de contribuir a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, especialmente los más desfavorecidos, y sean o no clientes de la entidad.

En el documento también se hace hincapié en el refuerzo de la visión social de la actividad financiera, una de las características más arraigadas y diferenciadoras de las cajas de ahorros como entidades financieras. En este sentido, en el documento se resalta que las cajas representan un caso singular por su doble liderazgo en las finanzas y la creación de riqueza en el campo social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de marzo de 2007