Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los problemas de las infraestructuras

Hereu afirma que hay que reducir la entrada de coches en Barcelona

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, consideró ayer "insostenibles" los 2,5 millones de desplazamientos que cada día se realizan desde la región metropolitana hacia el interior de Barcelona porque la gran mayoría, el 62%, se hacen en vehículo privado. Hereu afirmó que, mientras que en la ciudad un 35% de las personas se trasladan a pie y otro 40% en transporte público, la realidad en el ámbito metropolitano es "radicalmente diferente" y conduce a Barcelona a soportar su impacto.

El alcalde impartió ayer una conferencia en el Colegio de Ingenieros Industriales titulada Barcelona y medio ambiente urbano en la que sostuvo que la ciudad está haciendo los deberes en cuanto a medidas para ahorrar recursos. Hereu valoró un descenso en el consumo de agua en la ciudad y el aumento de la recogida selectiva. Sin embargo, mantuvo que la asignatura pendiente son los desplazamientos interurbanos.

Medidas urgentes

En este sentido, afirmó que son necesarias medidas urgentes para modificar la dinámica del uso del transporte privado, entre las que citó la materialización de un Plan Integral de Cercanías que amplíe y reestructure la red de ferrocarril, más allá del plan de choque que está aplicando el Ministerio de Fomento. El objetivo es ofrecer un servicio de frecuencia de metro para responder de forma decuada a la demanda.

Hereu explicó que el Ministerio de Fomento aún no ha materializado los proyectos técnicos ni ejecutivos que representarán una ampliación y mejora sustancial del servicio de Cercanías. Entre las medidas ya previstas, valoró que la construcción del túnel del AVE liberará el actual de Cercanías bajo la ciudad, lo que permitirá el incremento de frecuencias de paso de trenes.

Además, consideró imprescindible la habilitación de una eficiente red de autobuses interurbanos que circule por carriles con prioridad y bajo la máxima puntualidad; la multiplicación de intercambiadores en la red de metro, con la construcción de la línea 9 y las ampliaciones de la 3 y la 5; la prolongación de los recorridos del tranvía, y la creación de aparcamientos en las entradas a la capital. Con el fin de avanzar en esta dirección señaló que es preciso licitar cuanto antes determinados proyectos y actualizar el Plan Director de Infraestructuras 2001-2010, pero con horizonte 2015.

Hereu dijo que, en estos momentos, ya se está "palpando el drama de que no haya transporte metropolitano". Solventar el problema del tráfico de entrada y salida a Barcelona, y mejorar el transporte público es un asunto que, para el alcalde, "no puede esperar más" porque, según señaló, "estamos en un momento crítico": "O se invierte, o nos vemos limitados en nuestro crecimiento", sentenció.

Helena Villar.

Han colaborado en estas informaciones Rosa Cal, Laura Clavijo Yaisa García, Cristina Garde y

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de marzo de 2007