Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paul McCartney y Heather Mills, un divorcio con muchos ceros

Con un sonriente "¡buenos días"! llegó ayer el ex Beatle Paul McCartney a una vista preliminar sobre su divorcio de la ex modelo Heather Mills, en el Tribunal Superior de Londres. Y eso a pesar de que la separación le va a costar un buen pellizco de su fortuna. Mills, en cambio, se mostró seria e intentó evitar las fotos.

Según la prensa británica, McCartney, cuya fortuna personal asciende a más de 1.200 millones de euros puede llegar a pagarle a su mujer más de 170 millones por el divorcio. El músico y su ex mujer no han llegado de momento a un acuerdo por lo que de seguir así las cosas el proceso se alargarán y puede convertirse en todo un culebrón de reproches entre sus protagonistas.

La pareja ha elegido en su contienda a dos abogados famosos. McCartney está representado por Fiona Shackleton, que defendió en 1996 al príncipe Carlos, heredero al trono británico, en su divorcio de Diana de Gales, mientras que el representante legal de Lady Di, Anthony Julius, defiende ahora a Mills

El cantante, de 64 años, y Mills, de 39, se conocieron en 2000 y se casaron dos años más tarde. La pareja tuvo una niña Beatriz de tres años. Fue en mayo del año pasado cuando anunciaron su separación y atribuyeron el fracaso de su relación a la intromisión de la prensa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de marzo de 2007