Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Fútbol | Liga de Campeones

Un marcador que vale para Messi y Ronaldinho

Arbeloa justifica la apuesta de Benítez

Álvaro Arbeloa no gana para sustos desde que Benítez puso sus ojos en el zaguero de Salamanca (1983). Asentado en el Depor, dejó A Coruña sin tiempo siquiera para desarmar la casa y el miércoles debutó en el Camp Nou y en la Champions. "Los primeros minutos lo pasé fatal. Estaba asustadísimo, pero se me pasó y al final salió todo bien", comenta para explicar el triunfo del Liverpool. Nada más llegar a Melwood, se especuló que Benitez le había contratado para neutralizar a Ronaldinho: "La historia es que con el Depor no se me dio mal la marca, pero siempre me pareció una tontería que él sólo me ficharan para eso. De hecho, el mister me dejó claro que ésa era una historia que se había montado algún periodista".

Nada más lejos de la realidad. Faltaban dos días para terminar la estadía en el Algarve cuando Benítez se lo dejó caer: "Estáte atento que en el Camp Nou juegas". Lo que nunca imaginó es que fuera a jugar de lateral izquierdo. "Eso me lo comentó la misma mañana del partido. Y la verdad, ¡me dio un susto de muerte!", explica el defensa. Ayudado por Riise en la zona, la consigna era frenar a Messi. "Ya ves: un novato contra uno de los mejores del mundo", bromeaba Arbeloa, que difícilmente olvidará el día que se puso el 2 del Liverpool por primera vez. "No pudo salir mejor. No jugué mal, me fui metiendo en el partido, pero lo puedo hacer mejor". Parco en palabras, Benítez le lanzó un guiño, sin citarle: "Hemos parado bien a Messi", dijo. "No está mal", recoge Arbeloa, "viniendo de un perfeccionista".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de febrero de 2007