Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:DECO | Centrocampista del Barcelona | Fútbol | Liga de Campeones: ida de los octavos de final

"Lo peor del Liverpool es que tiene a Benítez"

Despacha Deco la derrota del Barça en Valencia y su expulsión en su primera respuesta. "Ya no tiene remedio, hablemos del Liverpool", dice. Tan expeditivo y efectivo en el campo como referente en el vestuario, el portugués de origen brasileño (1977) parece optimista.

Pregunta. No parece que la visita del Liverpool les coja en buen momento.

Respuesta. No estoy de acuerdo. Físicamente, estamos a buen nivel. Venimos de perder, pero contra el Valencia. Veo al equipo fuerte. Hemos pasado tantas dificultades que, ahora que estamos todos otra vez, tengo la sensación de que estamos listos para lo mejor. Lo que hemos hecho ha sido espectacular: llegar hasta aquí vivos en tres competiciones. Tiene mérito.

"Es un equipo parecido al Chelsea. Con menos calidad, pero con mejor centro del campo. Anfield decidirá la eliminatoria, así que seamos inteligentes: prefiero un 0-0 a un 2-1"

"Rijkaard es el único imprescindible, pero jugar sin Eto'o ni Messi tantos partidos y estar donde estamos, vivos en tres competiciones, tiene un mérito enorme"

P. La crítica y la afición no parecen tenerlo tan claro.

R. El problema es que en septiembre ya dudaban de nosotros y esa música nos ha acompañado hasta ahora. Fallar sólo hemos fallado en Japón. Sin Samu [Eto'o] ni Messi, cualquier equipo habría tirado la toalla. El Chelsea, sin los dos centrales, ha perdido cuatro partidos. Nosotros no hemos perdido a un lateral o a un centrocampista, sino que hemos jugado sin dos de los mejores delanteros del mundo.

P. ¿Sería muy diferente haber tenido a Eto'o y Messi?

R. Tendríamos 20 goles más. Y eso son muchos puntos. Cuando se lesionó, Samu era el jugador más en forma del equipo y vivíamos enganchados a sus goles. Era de los pocos que había hecho la pretemporada. Además, por nuestra manera de jugar, es una referencia en el campo.

P. ¿Por eso le perdonaron? ¿Porque le necesitan?

R. Tanto como él nos necesita a nosotros. Sólo hablé con Samu después, cuando ya lo había solucionado. Tiene la sensación de que hizo mal, que explotó por un malentendido. No pasa nada. Todos sabemos como es. Le conocemos, es bravo y reacciona pronto. Ronnie [Ronaldinho] es diferente. Es más calmado y piensa más las cosas. Samu sabe que le necesitamos. Lo que le pasó es que le pudo la presión, la ansiedad por volver.

P. Dijo usted que los futbolistas no son amigos.

R. Tienes dos amigos, pero en el campo no hay nadie más importante que el que lleva tu camiseta. Del Oporto mantengo contacto con dos o tres, pero no hay nada más importante que tu compañero. Lo importante es que en el vestuario haya respeto. La amistad no es necesaria.

P. ¿Tan importante es Eto'o para el juego del Barça?

R. Nadie es más importante que nadie. Ni Ronaldinho, por mucho que lo que ha hecho este curso es impresionante porque es muy diferente para él jugar sin Eto'o ni Messi por una cuestión de cualidades, que no de calidad. Con ellos tenía mucha más libertad porque le daban al equipo una profundidad que no tenemos con Gudi [Gudjohnsen] e Iniesta. Eso no significa que lo hayan hecho mal, pero son diferentes. Se ha sido muy injusto criticando a Ronaldinho.

P. ¿Qué opinión tiene del papel de Rijkaard en esta crisis?

R. Tenía dos formas de arreglar un tema como éste y escogió la más inteligente. El único insustituible en este equipo es él. Podía ponerse por delante de todo y no perdonar nada. Pensó antes en el equipo que en otra cosa porque es listo y un ganador. Nos demostró que nada es más importante que el equipo. Sale fortalecido de cara al vestuario. Demuestra que ser un jefe no es ser un dictador.

P. Ha dicho que no se va.

R. Perfecto. No creo que hubiera llegado el momento de irse. Si se hace una votacion, el 98% de la gente estará contenta. He trabajado con muchos técnicos y es el mejor.

P. Pero usted habla muy bien de Benítez.

R. Es que me parece que lo que ha conseguido tiene un mérito enorme, pero no le conozco.Ha llegado a tres finales de la Champions y la ganó con el Liverpool, con un equipo muy justo. No trabaja en el Chelsea o en el Arsenal, pero está peleando con ellos. Para mí, lo más complicado del Liverpool es que tiene a Benítez. Nos conoce bien. Conoce cómo funciona el Barça y nos hará trabajar mucho para ganarles.

P. ¿Es una eliminatoria para que decida la calidad individual?

R. Son dos partidos de mucho trabajo. Para afrontarlos como un equipo compacto. Pero la calidad de Ronaldinho o Messi puede decantar la balanza evidentemente. Y si juega Eto'o, mejor. Para ganar al Liverpool tenemos que hacer las cosas bien. Entonces, tendremos oportunidad de ganarles. Jugamos los dos últimos campeones de la Champions. Es un honor disputar este partido.

P. Lo más parecido al Liverpool que hay en España es el Valencia. La experiencia no fue buena.

R. Son distintos. Los dos te dejan la iniciativa, pero el Liverpool presiona más arriba. La clave en la eliminatoria será superar su primera línea de presión y no perder los nervios. Es un equipo parecido al Chelsea, pero con menos calidad. Sin Luis García, les falta algo de imaginación, capacidad de sorpresa y desborde, pero su centro del campo es potentísimo. Gerrard y Xabi Alonso son de lo mejor del mundo. Para mí, tiene mejor centro del campo que el del Chelsea.

P. Habla más de eliminatoria que de partido...

R. Porque no vamos a ganar por 4-0, así que decidirá Anfield. Por eso es trascendental que no nos marquen en casa. Mejor un 0-0 que ir allí con un 2-1. Aunque dependa todo de un gol, sería muy diferente. Hay que manejarse con la perspectiva de dos partidos. Básicamente, hemos de ser un equipo inteligente y buscar el gol, pero con precaución.

P. Usted lleva dos goles esta temporada. ¿Pocos?

R. Comparado con el Oporto, llego menos. Pero mi juego ha cambiado. Los centrocampistas del Barça jugamos mucho para los delanteros. Me tengo que controlar mucho. Antes me guardaban las espaldas y ahora soy yo quien debe estar atento a la subida de los laterales. Mi juego ha ganado en responsabilidad. Pero no es excusa. Debo marcar más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de febrero de 2007