Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tele 5 exige cambiar una trama de 'Aída' para no ofender a los católicos

Globomedia 'rebaja' los chistes sobre un cura con el que se relaciona la protagonista

Aída ha provocado un conflicto entre Tele 5 y Globomedia, productora de la serie. La cadena exigió modificaciones en el capítulo que se emite mañana (Aída inicia una relación sentimental con un sacerdote) por considerar que podría ser ofensivo para los católicos. La trama en la que Lluís Homar interpreta al cura se mantiene, pero se han suavizado algunos chistes. El incidente también acaba con la salida de Manuel Requena, productor delegado de Tele 5 en la comedia.

El conflicto en torno a Aída se saldó esta semana con una reunión al máximo nivel. El consejero delegado de Tele 5, Paolo Vasile, y el directivo de Globomedia Daniel Écija limaron asperezas para salvar el capítulo. "Ha habido diferencias de criterio y un pulso creativo. Pero ambas partes están satisfechas por el punto de encuentro al que se ha llegado", explican fuentes de la productora.

La cadena argumenta que "se ha intentado afinar algunos diálogos para que, respetando la libertad de expresión de la serie, no se ofenda a ningún colectivo". Los cambios, según las partes afectadas, han sido "menores", ya que se mantiene más del 90% de una trama que era una visión con humor de El pájaro espino. Admiten que Aída es una serie "políticamente incorrecta, pero no se trata de herir sensibilidades. Aborda todo tipo de temas desde el punto de vista del humor, y a veces del humor crudo".

En el episodio de mañana, y en línea con la deriva a la que los guionistas llevan esta temporada al personaje de Aída (Carmen Machi), la desafortunada mujer acaba en brazos de quien luego descubre que es un sacerdote, papel episódico que interpreta Lluís Homar (La mala educación).

Aída es semana a semana la emisión líder de los domingos (22.00). La última entrega de la comedia fue vista por una media de 5.631.000 espectadores (30% de cuota de pantalla).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de febrero de 2007