Reportaje:

Una huelga silenciosa

Las multas de tráfico caen en Málaga hasta un 70% como consecuencia de una acción de protesta de los guardias civiles

Las medidas de presión de los guardias civiles de Tráfico para conseguir mejoras en sus puestos de trabajo han hecho que las denuncias por infracciones hayan caído un 70% en la capital malagueña durante el mes de enero y en el resto de la provincia las cifras sigan parámetros similares.

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (Augc) anunció a comienzos de enero el inicio de esta protesta silenciosa para mejorar las condiciones de trabajo del los guardias civiles y para pedir que se cambie el actual sistema de remuneración, "que prima los puestos administrativos y no tiene en cuenta el trabajo de calle". Ni la Comandancia de Málaga y ni la Jefatura Provincial de Tráfico se ha pronunciado sobre el descenso de multas.

Fuentes consultadas indicaron que durante el primer mes del año, la mayoría de los agentes de la provincia destinados en la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han dejado de interponer multas por infracciones leves, como no llevar el carné de conducir o adelantar en línea continua, aunque sí participaron en controles de alcoholemia y los temidos radares siguieron funcionando.

Al finalizar esta particular medida de presión, que bautizaron como "Enero en blanco", se ha dado a conocer, "de forma oficiosa", que los 50 componentes del destacamento de Málaga capital han pasado de las 2.000 denuncias habituales a tan sólo 560, lo que supone un descenso de un 70%. La tendencia a la baja también se aprecia en los resultados del grupo de tráfico de Marbella, en el que sus 55 guardias han pasado de 1.000 denuncias a 505.

Fuentes de los grupos de tráfico de la Guardia Civil de poblaciones como Ronda o Vélez Málaga indicaron que la bajada de denuncias ha hecho que los jefes inmediatos, que habitualmente no salen a la carretera, hayan participado en los controles y hayan interpuesto la mitad de las denuncias "para subir unos resultados muy pobres". Así en Ronda, donde hay 20 agentes de Tráfico, ha habido en enero un total de 61 denuncias, cuando las cifras habituales son 400. Y en Vélez Málaga, los 25 guardias han tramitado tan sólo 49 propuestas de sanción.

El secretario general de Augc, Antonio Gaspar, califica de "gravísima" la situación en la que se encuentran los agentes por la "falta crónica de efectivos y medios adecuados", a lo que añade la desmotivación e indignación que ha producido entre la mayoría de los efectivos "una injusta distribución de la productividad". Según el colectivo, se priman las tareas burocráticas y se deja de lado al personal que realiza tareas de atención a los conductores. Citan como ejemplo, casos en los que la retribución de la productividad para un chófer de un capitán alcanza más de 1.000 euros, mientras que un motorista recibe 100 euros.

Agentes expedientados

Cinco agentes de la Guardia Civil destinados en Andalucía tienen un expediente abierto por la Dirección General de la Policía Nacional y la Guardia Civil por su participación en la manifestación en la Plaza Mayor de Madrid bajo el lema Derechos Ya, el pasado 20 de enero. Los secretarios generales de Augc en Málaga, Antonio Gaspar, y Cádiz, José Enrique Encinas, están citados a declarar hoy en sus respectivas comandancias. Juan Antonio Delgado, secretario nacional de comunicación de Augc destinado en Barbate (Cádiz) fue a declarar hace una semana y los dos restantes todavía no tienen fecha. Alberto Moya Acedo y Alfonso Carrasco Llamas, deben permancer, al igual que sus otros tres compañeros amonestados, tres meses apartados de su puesto de trabajo. El secretario de comunicación de Augc, Jesús Lorente, aseguró ayer que les proporcionarán asistencia letrada y que han animado a sus compañeros a que muestren su solidaridad acompañándoles a declarar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 14 de febrero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50