Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

¿Luces de día?

Acabo de oír que se quiere implantar la obligación de llevar los faros de cruce de los autos encendidos durante el día. El locutor añadía que así se hace en muchos países nórdicos, y esa apostilla debería dar que pensar a los que proponen la ley: en esos países hay una luz mucho más escasa. Cualquier día de sol en este país (los más), para lo único que sirven los faros encendidos es para molestar al que viene de frente.

Pero hay más: en Bruselas se propone (y aún, obliga a) una reducción de las emisiones de gases perniciosos en los automóviles. Y resulta que los faros consumen energía: unos 150 vatios cada auto; multiplíquese por el número de autos que circulan y se verá que es una cifra bastante respetable. Y eso es un aumento del consumo de energía y de emisión de gases.

Al parecer, los técnicos opinan que, si se ve mejor a los demás autos, hay menos accidentes. En vez de tomar miméticamente y sin estudios serios una medida así, podría aplicarse otra más ecológica: oblíguese a que los autos vayan pintados de vivos colores, que sean fáciles de distinguir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de febrero de 2007