Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El nuevo Estatuto

Trillo defiende la constitucionalidad y el avance que supone el nuevo Estatuto

IU denuncia que la pelea entre PP y PSOE conduce a la abstención

El diputado del PP y ex ministro de Defensa Federico Trillo defendió ayer la constitucionalidad del Estatuto y negó que sea igual que el catalán: "Uno es constitucional y otro rupturista, confederal y propio de la monarquía austrohúngara del siglo XIX". Trillo, quien participó activamente en el debate de la norma en el Congreso de los Diputados, afirmó en Cádiz que el texto andaluz supone un "impulso hacia delante".

El portavoz del PP en la Comisión Constitucional del Congreso se refirió a la "limpieza" que se hizo en las Cortes Generales de "aquello que no era andaluz, ni constitucional y que le alejaba del sentir común de la comunidad autónoma con España", es decir, "toda aquella importación que se había hecho del texto catalán".

A su juicio, el texto andaluz supone un "impulso hacia delante porque recoge y concreta derechos y posibilita políticas de futuro para las familias, ya que defiende un mayor trato ante los poderes públicos". Asimismo, asegura un marco "estable y de confianza para la estabilidad de las empresas", a lo que unió la inclusión de fórmulas financieras que "redundarán económicamente en beneficio de todos".

Su compañero de partido, Javier Arenas, presidente del PP andaluz, estuvo en Almería, donde anunció que pedirá a las diferentes fuerzas políticas la adopción de un compromiso común para crear un plan específico de integración plena de los inmigrantes legales residentes en Andalucía, así como para la atención de los menores inmigrantes, cuya cifra se ha triplicado en los últimos años.

Arenas señaló que el Estatuto, en su apartado dedicado al fenómeno de la inmigración, "pregona" la integración de este sector de la sociedad por lo que, tras su aprobación en las urnas, los partidos deberían comprometerse en este sentido.

La portavoz parlamentaria de IU, Concha Caballero, aseguró por su parte que la campaña el referéndum presenta una "gran dificultad" con la "confrontación" entre los grandes partidos políticos, algo que, en su opinión, será "el motor" de la abstención. Caballero dijo en rueda de prensa en Algeciras (Cádiz) que otro de los obstáculos de la campaña es la falta de información, puesto que gran parte de los andaluces desconocen el texto, y añadió que el Gobierno andaluz ha incumplido su promesa de repartir un texto en cada domicilio. Pidió incrementar el tiempo de cobertura para los partidos políticos en los medios públicos y recordó que IU sólo dispone de 9 segundos para dar sus mensajes.

La dirigente de IU afirmó que se debe recordar que no se trata de un referéndum sobre la política de Chaves, ya que de ser así IU votaría en contra. "El referéndum mejorará la calidad de vida de los andaluces. Este texto sobrepasa en mucho las políticas actuales de Chaves, aunque esto se deberá discutir tras 18 de febrero", subrayó Caballero.

Por su parte, el secretario general del PA, Julián Álvarez, atribuyó la presencia el próximo sábado en Andalucía del primer secretario del PSC y presidente de la Generalitat, José Montilla, en un acto del PSOE al hecho de que "tiene que garantizarse y asegurarse que Andalucía va a decir sí para poder hacer caja".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de febrero de 2007