Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Sabía que estaba controlado"

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, visitó ayer por primera vez la zona afectada por el encallamiento del buque Sierra Nava y aseguró que no había acudido antes porque no hace "carreras con nadie para hacerse la foto". Además porque "sabía que la situación estaba controlada desde el primer momento", ya que "era informado día a día", informa Europa Press.

Chaves se reunió en la Capitanía Marítima con los integrantes del Plan Nacional de Contingencias encargados de las tareas de recuperación de la zona antes de visitar los principales tramos de litoral dañados por el vertido de fuel.

Manifestó que "establecer un paralelismo" entre el Sierra Nava y el Prestige, que fue "un petrolero roto en dos trozos que contaminó más de 1.000 kilómetros de costa", es algo "deplorable" y añadió que "han querido manipular la realidad guiados por intereses partidistas".

En cuanto a la ausencia de voluntarios en las tareas de limpieza, motivo por el que la Junta ha recibido severas críticas, Chaves manifestó que esos voluntarios "en vez de favorecer hubieran entorpecido las labores de limpieza". Las administraciones públicas, dijo, "se bastaban, ya que era suficiente la presencia de sus trabajadores".

Por su parte, el PP pedirá a la Unión Europea que inicie una investigación sobre la encalladura del buque, al tiempo que exigió al Ministerio de Fomento y a Chaves que den a conocer dónde están las grabaciones del accidente. En rueda de prensa en la sede del partido en Almería capital, el presidente del PP, Javier Arenas, manifestó su intención de implicar a las autoridades comunitarias en la investigación del hecho, que calificó de "tragedia ecológica", al considerar que tanto la administración central como la autonómica no han dado las suficientes explicaciones.

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, viajará previsiblemente el 14 de febrero a la zona afectada por el accidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de febrero de 2007