Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Cortes exigen que se mantenga el trasvase Tajo-Segura más allá de 2015

El presidente Camps estuvo ausente del primer pleno itinerante de esta legislatura en Elche

Por una vez, y aunque fue difícil, hubo acuerdo al hablar de trasvases. El pleno de las Cortes, que se reunió ayer en la Universidad Miguel Hernández de Elche, aprobó por unanimidad una iniciativa parlamentaria en la que se manifiestó su posición "absolutamente contraria" a la pretensión de Castilla-La Mancha de fijar el año 2015 o cualquier otro año que determinen "como fecha de caducidad del trasvase" Tajo-Segura. El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, estuvo ausente en la sesión inicial del primer pleno itinerante de las Cortes en esta legislatura.

La reunión del Parlamento, trufado de incomodidades, despertó poco interés

El apoyo de EU a la iniciativa parlamentaria fue posible tras pactarse una enmienda transaccional en la que las Cortes manifiestan su voluntad de que "toda política urbanística se base en criterio de sostenibilidad ambiental y económica". El acuerdo votado por el PP, el PSPV y EU-L'Entesa se remitirá al Congreso de los Diputados, al Senado y al Gobierno de la Nación para que se tenga en cuenta durante la tramitación de la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha.

El primer pleno de las Cortes Valencianas itinerante de esta legislatura sirvió para acercar posturas en materia hídrica entre los dos grandes partidos. Sin embargo, el acuerdo fue difícil y costó alcanzarlo. Los socialistas presentaron una proposición no de Ley en la que mostraban su oposición a la fecha de caducidad del trasvase Tajo-Segura que contempla el nuevo Estatuto de Castilla-La Mancha. El portavoz adjunto del PP Rafael Maluenda aprovechó la ocasión para intentar forzar un acuerdo de las Cortes en el que se criticase la política de trasvases del Gobierno central. Los socialistas, contrarios, demandaron a través de su portavoz Antonio Godoy una postura unánime "robusta y firme" de todos los partidos políticos de defensa del trasvase del Tajo que tanta prosperidad ha generado. Los socialistas admitieron que el texto presentado ayer era "un punto de partida" para alcanzar futuros acuerdos. Sin embargo, el portavoz del PP Rafael Maluenda criticó a los socialistas por oponerse al trasvase del Ebro y cambiar el trazado del Júcar-Vinalopó. Godoy rechazó la propuesta del PP al entender que ésta busca "la provocación y el alejamiento". Joan Antonio Oltra, de EU-L'Entesa intervino para recordar que la cuenca del Tajo está sobre explotada y recriminar la actitud "hipócrita del PP" que defiende en Castilla-La Mancha la caducidad del trasvase del Tajo y aquí dice lo contrario. Maluenda y Godoy se enzarzaron en una discusión dialéctica en torno a las políticas hídricas del Ministerio, pero finalmente y tras un receso al final hubo acuerdo en las Cortes valencianas para defender de manera unánime el trasvase Tajo-Segura.

El pleno sirvió también para aprobar por unanimidad el proyecto de Ley de Ordenación de Centros Superiores de Enseñanzas Artísticas. En el orden del día del pleno, PP y EU aprobaron una iniciativa para oponerse a la reforma en Europa de la OCM de frutas y verduras y los socialistas se abstuvieron al considerar la propuesta "oportunista".

El primer pleno de las Cortes que se celebra en Elche despertó poco interés ciudadano. Camps estuvo ausente y el secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, se marchó tras la primera votación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de febrero de 2007