Coyuntura agraria

Los remolacheros piden al Gobierno que incentive el abandono del cultivo

La superficie de siembra ha caído de 100.000 a 85.000 hectáreas por los bajos precios

Las organizaciones agrarias han reclamado a la Administración la adopción de medidas para elevar los ingresos percibidos por la remolacha. Por un lado, piden medidas que incentiven a seguir a los cultivadores y por otro, demandan más ayudas para quienes quieran abandonar, lo que redundaría en beneficio de los que permanezcan en el sector.

Tras la reforma de la OCM, frente a unos precios medios con la regulación anterior de 48 euros por tonelada, en la última campaña el precio base fue de 32,9 euros más 1,4 euros por el reparto del sobre nacional y 0,9 euros por la aplicación de artículo 69 de la reforma. En total, algo más de 35 euros que se reducirán a 32 euros para esta campaña, a 31 euros para la siguiente y a menos de 30 euros a partir de 2009.

Junto a esas cifras de liquidación de las fábricas, el agricultor percibe una ayuda desacoplada que, en la última campaña, fue de 8,40 euros por tonelada y que llegará a los 12,6 euros a partir de 2009. En todo caso, el conjunto de los ingresos está por debajo de los precios percibidos con la OCM anterior, lo que ya se ha traducido en un descenso de la superficie de siembra de más de 15.000 hectáreas sobre un total de 100.000 hectáreas.

Para apoyar el mantenimiento del cultivo, una primera medida solicitada a la Administración es la puesta en marcha de planes de viabilidad en el marco del desarrollo rural, con apoyos específicos para este cultivo

Ante la industria, el sector solicita a la Administración que incremente el porcentaje a percibir por el cultivador sobre la ayuda por reestructuración que cobrarán las industrias. Agricultura fijó un mínimo de un 10% y un máximo del 15% y dio libertad a las comunidades para establecer el porcentaje.

De acuerdo con esa posibilidad, Castilla-La Mancha, donde se ha producido el cierre de la única planta azucarera, lo fijó en el 14%. Por su parte en Andalucía, donde la industria ha llevado a cabo nuevas inversiones, se ha establecido en el 10%. Las organizaciones agrarias piden que ese porcentaje pueda llegar al 25% como media hasta 2009.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 04 de febrero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50