Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desmantelada en Xinzo y Verín una red de tráfico de armas integrada por jubilados

Dos de los cinco detenidos por la Guardia Civil están vinculados al Partido Popular

Al menos cinco personas, de edades comprendidas entre los 60 y 75 años, han sido detenidas en una operación contra el tráfico de armas coordinada por la Guardia Civil de Ourense en tres ayuntamientos de las comarcas de Xinzo y Verín, limítrofes con Portugal. El instituto armado ha requisado armamento y munición cuyo destino no ha trascendido de momento. Entre los acusados, la mayoría jubilados, figura un concejal del PP en Baltar y un ex edil de la misma formación en el ayuntamiento orensano. La Guardia Civil no descarta nuevas detenciones en una operación que continúa abierta.

Los investigadores tratan de averiguar el destino de los fusiles y pistolas intervenidos

En la operación, iniciada en la noche del lunes y que todavía a última hora de ayer continuaba abierta, el instituto armado se ha incautado de varias pistolas, fusiles y munición en una cantidad que de momento no ha trascendido. Los agentes de la Guardia Civil mantienen abiertas las investigaciones para tratar de determinar el origen del armamento y, sobre todo, el mercado al que estaba dirigido.

Las detenciones practicadas hasta el momento son fruto de una operación "larga en el tiempo, difícil y laboriosa, en la que trabaja un considerable número de investigadores", según reconocen fuentes oficiales de la Guardia Civil que no ofrecerán más información hasta acabar con las pesquisas, que podrían traer consigo nuevas detenciones.

Sin embargo, fuentes extraoficiales han confirmado la identidad de los detenidos, personas muy conocidas en sus respectivos municipios de Verín, Riós y Baltar. Aunque la operación iniciada el lunes se enmarca en los tres municipios orensanos de Xinzo y Verín, muy cerca de la frontera con Portugal, la Guardia Civil no descarta la vinculación de esta red de tráfico de armas con la detención de dos personas practicada hace algunos días en Puebla de Sanabria (Zamora) y a las que también se les intervinieron varias armas. En ambos casos se trata, según fuentes de la investigación, de pistolas clasificadas como inutilizadas que fueron restauradas para un nuevo uso.

La identidad de los implicados y su avanzada edad -en su mayoría se trata de personas jubiladas- ha causado gran sorpresa en las tres poblaciones donde se ha desarrollado el grueso de la operación policial.

El detenido en Baltar es propietario de una parada de taxi en el ayuntamiento donde también ejerce como concejal del Partido Popular. El de Riós fue también edil del PP hace unos años en este mismo municipio. Junto a ellos, entre los acusados figura un ex trabajador del Ayuntamiento de Xinzo de Limia.

Si ese dato ha resultado sorprendente, no lo ha sido menos el hecho de que dos de los tres detenidos sean empresarios relacionados con las armas. Uno de ellos regentaba una armería y ya había sido imputado en el pasado por falsificar la documentación de su negocio. El segundo presunto integrante de la red se dedicaba a la reparación de escopetas. Un tercero trabaja en un almacén de distribución de bebidas.

La implicación política del detenido en el municipio de Baltar y del otro ex concejal fue valorada con prudencia por los responsables del Partido Popular. El secretario de organización del PP orensano, José Manuel Baltar Blanco, lamentó que el nombre de su organización política se haya visto envuelto en un asunto tan turbio. Tras evidenciar su sorpresa y malestar por todo lo acontecido durante los últimos días, Baltar Blanco aseguró que su partido actuará con cautela hasta que se produzca una resolución judicial. "Después actuaremos en consecuencia", señaló el dirigente popular orensano.

De otra parte, el alcalde socialista de Verín, Emilio González Afonso, expresó su absoluta sorpresa ante las noticias de los últimos días. "Todos nos conocemos aquí, pero el hecho de que los detenidos sean empresarios y personas tan mayores, hace más increíble todo este asunto", manifestó, explicando que la situación geográfica de los tres municipios -todos ellos fronterizos con Portugal- los hace vulnerables y proclives a la actividad del tráfico de cualquier tipo.

El regidor verinense recordó un episodio similar hace un par de años cuando se llevó a cabo otra operación también en el Ayuntamiento de Riós con el resultado de tres personas detenidas, todas relacionadas con el tráfico de armas. "Aquellos eran más jóvenes y resulta que han renovado la red dejando paso a los jubilados", declaró sorprendido el alcalde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de enero de 2007