Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Ciclismo

Contador ficha por el Discovery

El antiguo equipo de Armstrong contrata por dos años al madrileño, el mejor corredor salido de la cantera de Manolo Saiz

Cuentan los que han recibido la oferta que Manolo Saiz ofrece gratis durante un año el autobús que usaba en el Liberty y en el Astana a aquellos equipos que fichen a Eladio Sánchez y Carlos Abellán, dos de sus jóvenes más prometedores y que aún no han encontrado con quien correr en las próximas temporadas. Así, explican, Saiz se ahorra tener que pagar a ambos los 27.000 euros del contrato que tienen firmado por este año con su empresa, Active Bay, que, a raíz de la Operación Puerto contra el dopaje, se ha quedado sin licencia para mantener el equipo. Pese al anzuelo del autobús, ni el Andalucía ni el Relax han fichado a los chavales. Han calculado que hasta regalado es un engorro, un gasto suntuario en seguros, ITV, repuestos y combustible.

Eufemiano Fuentes dijo públicamente que no estaba entre sus pacientes

Johan Bruyneel no ha necesitado, en todo caso, de tal aliciente para fichar a Alberto Contador, quizás el mejor corredor salido de la cantera de Saiz, para el Discovery Channel. Más bien, todo lo contrario. Desde el mes de junio, desde que la Operación Puerto se puso en marcha, Bruyneel ha estado esperando a que Contador, madrileño de Pinto, de 24 años, consiguiera la carta de libertad y pudiera firmar con su equipo, objetivo que ha conseguido la semana pasada. Contador, para muchos el Perico Delgado del siglo XXI, grandes cualidades de escalador en un cuerpo fibroso acompañadas de talento innato para las contrarreloj, ha firmado por dos años con el Discovery, el equipo en el que el estadounidense Lance Armstrong es accionista y en el que el italiano Ivan Basso, otro que ha sufrido los rigores de la Operación Puerto, es el líder.

En las primeras horas de la revelación de los papeles de la Operación Puerto, el nombre de Contador figuró en la lista de implicados, al igual que el de la mayoría de sus compañeros en el Liberty-Astana. Sin embargo, rápidamente, Eufemiano Fuentes, el médico acusado en persona, anunció públicamente que Contador no era uno de sus pacientes. La declaración de Fuentes liberó al madrileño, que pudo seguir corriendo sin problemas legales, negociar con Bruyneel a la espera de que se deshiciera el equipo de Saiz y seguir pensando como ciclista profesional. Y así fue hasta mediados de agosto, cuando sufrió un ataque epiléptico -pequeño recordatorio de una operación cerebral a la que se sometió hace unos años- cuando volvía en bicicleta a su autobús después de una etapa de la Vuelta a Burgos. Desde entonces no compite, pero no ha parado de entrenarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de enero de 2007