_
_
_
_

Un incendio en Retiro provoca el desalojo de unos 50 vecinos

Daniel Verdú

Un incendio originado en un piso del número 32 de la avenida de Menéndez Pelayo, en el distrito de Retiro, provocó en la madrugada de ayer el desalojo de 50 vecinos y causó siete heridos leves. Un bombero tuvo que ser ingresado por un golpe de calor.

El fuego se produjo sobre la una y media de la madrugada cuando el televisor del cuarto izquierdo se incendió. En el piso viven alquilados tres jóvenes de 28, 30 y 32 años, que resultaron intoxicados por inhalación de humos. Cuando los vecinos se percataron del incendio a través del humo que llegaba a sus viviendas, fueron avisándose puerta a puerta para desalojar el edificio. "Antes de que llegaran la policía y los bomberos, ya estábamos en la calle", explicó José Miguel Morante, presidente de la comunidad de vecinos. Según él, el único que no abandonó su casa y que no estuvo un par de horas al fresco con su pijama en la calle fue el inquilino del sexto, que tuvo que ser rescatado por los bomberos.

Tres dotaciones de los bomberos acudieron con rapidez al incendio y en media hora lograron sofocarlo. El fuego no se extendió a los demás pisos y los únicos daños que sufrieron las viviendas cercanas a la afectada fueron a causa del humo y el agua. El trabajo de los bomberos fue complicado por la aparatosidad del incendio, cuyas llamas llegaban a salir por la fachada.

Además de los tres inquilinos intoxicados, tres de los bomberos que trabajaron sofocando el fuego tuvieron que ser atendidos por los sanitarios del Samur. Dos de ellos presentaban diversos cortes, pero el tercero sufrió quemaduras en las manos y un golpe de calor, por lo que tuvo que ser trasladado a la clínica de la Concepción, donde permaneció varias horas en observación.

"Enseguida nos han dejado entrar a todos los inquilinos por debajo del tercero. Un poco más tarde han podido volver los de arriba", explicó José Francisco García, otro vecino del inmueble. "Pero la verdad es que no ha cundido el pánico, el desalojo ha sido muy ordenado y hemos esperado pacientemente fuera con el pijama puesto", añadió.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Daniel Verdú
Nació en Barcelona en 1980. Aprendió el oficio en la sección de Local de Madrid de El País. Pasó por las áreas de Cultura y Reportajes, desde donde fue también enviado a diversos atentados islamistas en Francia o a Fukushima. Hoy es corresponsal en Roma y el Vaticano. Cada lunes firma una columna sobre los ritos del 'calcio'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_