Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Londres descartó el riesgo de ataque el día anterior a los atentados de julio de 2005

La directora general del MI5, el servicio de seguridad interior británico, comunicó a destacados diputados laboristas que el Reino Unido no corría una inminente amenaza de atentado terrorista la víspera del ataque múltiple contra el transporte público londinense. La mañana del 6 de julio de 2005, menos de 24 horas antes de las explosiones en el metro y en un autobús de la capital británica que causaron 52 muertos y cientos de heridos, Eliza Manningham-Buller informó a una decena de parlamentarios de que la seguridad de Londres y del resto del país estaba bajo control.

La errónea valoración de la jefa del MI5, que la agencia de contraespionaje no ha desmentido, fue desvelada ayer por el diario británico The Guardian, que adelantó la noticia en su portada. El rotativo citaba, sin identificar a la fuente, a un testigo de la reunión. "No hay amenaza inminente en Londres o en el resto del país", fueron las palabras de la máxima responsable de MI5. Esa semana se celebraba una cumbre del G-8 en Escocia, pero el servicio de seguridad había rebajado el nivel de alerta terrorista, según se dio a conocer tras los atentados de Londres del 7-J.

Agentes del MI5 se reúnen con periodicidad con destacados representantes del Gobierno y de la oposición, pero en esa ocasión fue la propia directora del espionaje interior quien presidió el encuentro, convocado por Hillary Armstrong, diputada laborista responsable de la coordinación en el grupo parlamentario de su partido.

Manningham-Buller anunció el mes pasado que renunciará a su cargo el próximo abril, una decisión que, según fuentes citadas por el rotativo, no está relacionada con la cadena de errores en el control e identificación de la célula terrorista del 7-J.

Señal de alerta por 'e-mail'

Ante la escasa valoración pública en la sociedad británica del MI5, los responsables de la seguridad interior han lanzado una estrategia para intentar ganar la confianza del público. Manningham-Buller lanzó ayer un nuevo sistema de comunicación oficial por correo electrónico. Cualquier persona puede solicitar a través de la web del MI5 el envío por correo electrónico de información sobre el nivel de alerta y novedades en materia de seguridad en el Reino Unido. El teléfono móvil también podría incluirse en la red de difusión de la agencia de espionaje británico en una próxima etapa.

Este tipo de información ya se divulga en el sitio de Internet del MI5, pero ante el elevado número de consultas, se ha decidido abordar su ampliación. Actualmente, el nivel de alarma es "severo", es decir, el ataque se juzga "muy posible". Según informó la directora general del MI5 el pasado noviembre, la amenaza terrorista es "seria" y está "creciendo" en el Reino Unido. La agencia de contraespionaje vigila a unos 1.600 individuos y ha desmantelado ya 30 presuntos planes de atentados terroristas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de enero de 2007