Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un coche baja por la escalinata de la catedral de Girona y destroza varios escalones

Barcelona

Un coche destrozó varios escalones de la catedral de Girona en la madrugada del sábado, cuando accedió a la zona del edificio histórico y bajó por la escalinata, pese a que se encuentra en una área de ocio donde la circulación de vehículos está restringida a los vecinos. El acto, que se ha convertido en una agresión al patrimonio arquitectónico de la ciudad, podría estar motivado por una apuesta, a juicio del Ayuntamiento de Girona.

Los hechos se produjeron a las tres de la madrugada del sábado, cuando un vehículo, que podría ser un todoterreno, accedió a la plaza de los Apóstoles y llegó hasta la catedral, según publicó el Diari de Girona. De acuerdo con las primeras hipótesis, el vehículo bajó precipitadamente pero en varios tramos. En el golpe de la primera bajada, el coche destrozó un escalón; acto seguido continuó a cierta velocidad y realizó una gran frenada en forma de S en el tramo medio de las escaleras, tal como revelan las marcas visibles que han quedado en el lugar. Los daños más graves los sufrió la parte inferior de la escalinata, donde el vehículo frenó y su parte posterior impactó contra los escalones haciéndolos añicos.

Los Mossos d'Esquadra investigan la autoría del hecho comprobando la grabación de diferentes cámaras de seguridad ubicadas en las inmediaciones, como la de la puerta de la Audiencia Provincial, donde el vehículo podría haber quedado registrado. La policía sospecha que puede tratarse de un todoterreno que ya provocó quejas de vecinos durante toda la madrugada.

La concejal de Vía Pública del Ayuntamiento de Girona, Isabel Salamaña, lamentó este nuevo ataque al patrimonio y consideró que se trata de "una lamentable apuesta". La concejal recordó que este tipo de actos, además de comportar una multa por la infracción de tráfico, también supone pagar la reparación, así como otra sanción por atentar contra el patrimonio.

Hace pocos meses un camión también rompió la parte inferior de la escalinata de la catedral de Girona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de enero de 2007