Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Imparable Eto'o

El azulgrana protagoniza una recuperación récord de su grave lesión de menisco

El jueves 28 de septiembre, al salir del quirófano una vez terminada la artroscopia, el doctor Ramon Cugat sabía que la reconstrucción del menisco de la rodilla derecha del camerunés Samuel Eto'o (N'Kon, 1981) había quedado de fábula y que en cinco meses estaría de vuelta. Acabado su delicado cometido, el médico llamó entonces al fisioterapeuta Emili Ricart y le advirtió: "Ha ido perfecto. Le vamos a decir que tiene para seis meses, para que no se ande con prisas, para que se lo tome con calma y no se angustie, porque en caso contrario es capaz de acortar los plazos más convencionales y no sabemos qué puede ocurrir", afirmó Cugat. Y añadió: "¡Emili, es todo tuyo!". Han pasado tres meses y Eto'o, que se va a Camerún a pasar el fin de año, comenzará el día 2 de enero la última fase de una recuperación tan impresionante como su propia anatomía.

"Muscularmente es un portento, tiene una gran calidad genética", dice su fisioterapeuta

Los médicos hablaron de seis meses de baja. Lleva tres y está a punto de volver a entrenarse

"Es una máquina casi perfecta", explica Ricart en una declaración que ratifica la rapidez con que se ha recuperado el delantero del Barça. Y Ricart sabe bien de qué habla. "Emili es milagroso", comenta Mantorras, delantero angoleño del Benfica, quien se recuperó con Ricart después de ser desahuciado para el fútbol. Mantorras volvió a jugar, marcó el gol que le dio el último titulo de Liga a los lisboetas y jugó el Mundial de Alemania con su país: "Se lo debo a Ricart".

Nieto e hijo de atletas, Emili Ricart está considerado como uno de los mejores fisioterapeutas deportivos del país. En el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat trabajó con Paco Sánchez Jover, jugador de voleibol, con el atleta José Manuel Abascal, medalla de plata olímpica y cuidó de Ben Johnson -"jamás vi un tipo tan musculado"- en Barcelona 92. Profesor de la Universidad Gimbernat, trabajó durante años en el filial del Barcelona, para desvincularse después del club y trabajar a título individual con no pocos futbolistas del Barça. Amunike, Cuéllar, Guardiola, Jordi Cruyff, Luis Enrique, Abelardo, Gerard, Gabri y Xavi, cuentan que prepara las caipirinhas mejor que cuida las piernas. "Lo mejor de Emili es cómo te alegra el ánimo por duro que sea el trabajo", resume Xavi. Por algo será que Eto'o recibió un mensaje en su teléfono móvil al abandonar el quirófano: "Has tenido suerte, vas a conocer a Emili".

"El reloj biológico marcará los tiempos", le advirtió Ricart a Eto'o el día que empezó la recuperación en el salón del domicilio particular del futbolista. El primer mes, apenas trabajaron tres horas al día, porque se trataba de recuperar la movilidad de la pierna para después fortalecer la musculatura del cuádriceps. Luego, los dos marcharon a Mallorca y en un hotel con club de golf, el terreno ideal para que la rodilla se acostumbre a funcionar en superficies irregulares -"es una manera de hacer que la rodilla piense"-, trabajaron durante ocho horas cada jornada, repartidas en tres sesiones. "Si le hubiera pedido diez, hubieran sido diez horas", explica Ricart. "Samuel sabe lo que le ha costado llegar a la élite y es consciente de que la lesión le sobrevino en el mejor momento de su carrera deportiva. Ha dado el máximo en cada ejercicio, se ha machacado siempre y nunca se ha guardado nada porque no quería pasarse más tiempo lejos del campo que el justo y necesario". Xavi tardó cuatro meses y medio en reaparecer en un tiempo que se consideró récord; Eto'o lo dejará en apenas cuatro.

Ricart ha tenido incluso que frenarle en algún trance de su proceso recuperatorio: "Cuando empezamos con las series de velocidad, a la tercera bajó de 10 segundos en 80 metros. Una barbaridad para un tipo que ha sufrido su lesión. Ahí comprendí que es un portento y levantamos el pie". Fue en Mallorca, donde se han pasado la mayor parte de los últimos tres meses, aunque Eto'o también ha sabido sufrir en Terrassa, donde subieron tres veces el monte de La Mola; en Arabia Saudí, país al que acudió para cumplir compromisos publicitarios, y en Tenerife, esta misma semana. "Samuel tiene una vitalidad desbordante", asume Ricart al justificar tanto viaje, y al tiempo, le reconoce una enorme predisposición al trabajo. "Muscularmente es un portento, tiene una gran calidad genética y mentalmente posee el hambre de un ganador. Es especialmente competitivo". La flexibilidad de Eto'o ha sido tan extrema que en determinados ejercicios, cuando se trataba de mover la pierna lesionada, apenas se quejó en comparación con otros deportistas. Así que Eto'o reaparecerá antes de lo previsto. Le anima la posibilidad de jugar en Anfield la vuelta de los octavos de final de la Champions, el 6 de marzo, contra el Liverpool. Mientras, aspira a disputar la Liga a partir de mediados de enero. Expresivo en la grada, resulta difícil imaginárselo en el banquillo, de manera que no le será fácil a Rijkaard gestionar su reaparición. "El día que meta el primer gol estará curado", prevé Ricart, por más que ahora no se sepa cómo responderá su cuerpo a su primera lesión seria. "Deberá readaptarse al fútbol con ejercicios progresivos con el balón", concluye, "pero suplirá la falta de ritmo con su velocidad y explosividad naturales. Eto'o es un líder nato".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de diciembre de 2006