Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Henrik Takkenberg, músico y productor

Fue fundador del grupo Chambao

Henrik Pieter Takkenberg, músico, productor y remezclador holandés, había nacido en Bogotá (Colombia) el 23 de agosto de 1967. Tras trabajar en publicidad en Londres, se instaló en España, donde contribuyó a la definición del grupo Chambao y el llamado flamenco chill. Takkenberg se suicidó en Madrid el sábado 25 de noviembre, a los 39 años.

Permítasenos reiterar el tópico necrológico: Henrik Takkenberg era una persona encantadora, tal vez incluso demasiado buena para desenvolverse en un negocio como el musical. Hijo de diplomático holandés, había nacido en Colombia el 23 de agosto de 1967 y conoció otros países -"Japón me marcó"- antes de instalarse en Londres, donde trabajó en música para publicidad al lado de realizadores como Ridley Scott.

A principios de siglo, "compaginando vacaciones y trabajo", viajó a Málaga. Conoció a tres músicos del barrio de Pedregalejo y formaron el grupo Chambao; Takkenberg ejercía de productor y músico del cuarteto, desarrollando una visión electrónica del flamenquito ("descubrí la buena onda, el karma que daba la guitarra flamenca y el cante andaluz"). Avisó a sus contactos en Londres y, desde allí, la maqueta del cuarteto rebotó a Sony en España. Las primeras grabaciones de Chambao se publicaron en un recopilatorio cuyo título haría fortuna: Flamenco chill.

En contra de su imagen "buenrollista", Chambao resultó ser una empresa tormentosa: Henrik tuvo que marcharse justo cuando aquello despegaba y siempre lamentó que se le borrara de la historia del grupo. Se trasladó a Madrid, donde montó la productora Magik Sound.

Aunque editó música propia en discos de la marca Café del Mar, Takkenberg disfrutaba colaborando con otros artistas: en Sambisarane reconstruía las seductoras canciones de Cathy Claret, cantante francesa afincada en España. Fuera de Chambao, su trabajo más difundido internacionalmente fue una imaginativa remezcla de Tú ven a mí, producción de Paco de Lucía para La Tana.

Takkenberg tenía la intuición de que había un público amplio para el flamenco digitalizado. Propuso a varias compañías multinacionales que le dejaran probar con sus archivos, sin recibir respuesta positiva. Le llamaron para producir a otras cantantes, pero no encontró el ambiente o la profesionalidad que requería. Alentaba un proyecto personal bajo el nombre de RED que tampoco halló acogida. Henrik sabía que chill-out era un concepto dudoso, pero prefería verlo como una etiqueta útil para vender músicas inclasificables: "En esos discos salen artistas que antes eran denominados new age. Es una manera de decir que allí hay música tranquila pero con melodía".

Para sorpresa de amigos, familia y asociados, Takkenberg se tiró por la ventana de su piso madrileño el 25 de noviembre. Sus cenizas fueron esparcidas en las Hoces del Río Duratón, el Parque Natural de Segovia al que consideraba "el lugar más hermoso del mundo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de diciembre de 2006