Entrevista:JUAN PEÑA, LEBRIJANO | Cantaor

"¡Tierra!' era un disco avanzado"

Juan Peña, Lebrijano (Lebrija , Sevilla, 1941) ha decidido reeditar "¡Tierra!", una obra creada junto al escritor jerezano José Manuel Caballero Bonald con motivo del V Centenario y que fue representada como un espectáculo dentro de la Exposición Universal de Sevilla de 1992. El cantaor siempre guardó esta idea después de la finalización de los eventos, tras comprobar la poca difusión que se le había dado a un trabajo que él consideraba muy logrado. Por eso, negoció la compra de los derechos y el master de la grabación con la Comisión del V Centenario, de la que reconoce que nunca le puso obstáculos y tan sólo un precio simbólico. La prevención del artista ha hecho posible que se pueda volver a escuchar este disco tal como fue grabado y con el sólo añadido de la digitalización.

Pregunta. Existe una cierta constante en su discografía, una tendencia a discos conceptuales -La palabra de Dios a un Gitano, Persecución- que, en su momento, marcaron pautas y tuvieron mucho eco. ¿Qué motivación se escondía tras estas obras? ¿Era, quizás, su personal forma de innovar?

Respuesta. Lo que pasó es que, después hacer algunos discos, llegué a la conclusión de que las letras populares recogidas por Demófilo o Rodríguez Marín, con toda su importancia de literatura popular, estaban -con perdón- algo manidas. Me di cuenta entonces de lo importante que era unir literatura y cante, pero con un concepto de obra que empieza y termina, como si fuera un libro. Es lo que pasó, por ejemplo, con "Persecución" que, aunque sea en poco más de cincuenta minutos, logra dar una noción clara de todo lo que pasó en determinados siglos con los gitanos. Y en general, creo que se trataba de darle un concepto literario al flamenco y en eso, sinceramente, creo que acerté.

P. Se supone, pues, que "Tierra", nacida dentro de la corriente temática del V Centenario enlaza también con esa línea.

R. Sí, por supuesto, porque además Pepe Caballero, al crear las letras, se basa en lo que Fray Bartolomé de las Casas escribió desde que las naves de Colón salieron de Palos, aunque haya también su parte imaginaria, como es la creación de un personaje, un marinero gitano de El Puerto en el que se quiere simbolizar la participación de los gitanos en la historia de España; pero, en general, relata lo que pasaron los marineros: su desesperación cuando el barco no se movía ni p'alante ni p'atrás, la separación de las mujeres, como en esa alboreá en la que el gitano sueña que la mujer se le metía en la cama "despacito y en silencio"... En fin, una historia tan narrable como para hacer una película. De hecho, del vídeo de la representación se podría hacer una obra para televisión.

P. ¿Cómo se le ha dado el traslado de historias y poemas a los estilos flamencos?

R. El acople con los palos flamencos a mí me ha salido siempre de una forma muy natural. Después de La palabra de Dios a un gitano me di cuenta de que era lo mío, se me enjaretaban las cosas muy bien y, como era una novedad, me daba pie para hacer los estilos más grandes, meterles coros... Cuando te dan un libreto, te someten a un reto y lo que yo intento es enriquecerlo y hacerlo a mi manera.

P. ¿Y cree que la obra tiene vigencia después de casi quince años?

R. Sí, porque estoy convencido de que ¡Tierra! era un disco avanzado a su tiempo. Lo único que he hecho ha sido esperar y creo que este era el momento de reeditarlo, después de Yo me llamo Juan y antes del que preparo sobre la obra de Gabriel García Márquez.

Lebrijano prepara una obra basada en diez libros del escritor colombiano sobre los que Casto Márquez ha creado unos poemas que van a ser musicados por el cantaor. El autor de "Cien años de soledad", que un día escribió aquello de "Cuando Lebrijano canta se moja el agua", ha dado su consentimiento al proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de diciembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50