Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El proceso para el fin del terrorismo

La Ertzaintza arresta a cinco jóvenes acusados de disturbios

La Ertzaintza detuvo ayer en Vitoria y en las localidades guipuzcoanas de Tolosa y Alegia a cinco jóvenes de entre 18 y 20 años por participar en los disturbios callejeros que tuvieron lugar el pasado 10 de noviembre en Bilbao después de que la policía autonómica vasca disolviera una manifestación ilegal de Segi. Esa noche, un grupo de violentos atacó a un policía municipal, que fue rociado con gasolina, y a su compañero con un spray.

El consejero vasco de Interior, Javier Balza, precisó ayer sin embargo que de las actuaciones policiales no se deduce que ninguno de los arrestados tuviera "conexión directa" con la agresión a ambos agentes, aunque sí "su participación en las algaradas" que se produjeron tras disolver la policía la manifestación ilegal.

Los arrestados en Vitoria son Mikel Ruiz, Haritz Díaz de Durana y Olatz Urbina, según fuentes de la ilegalizada Askatasuna. Esta última persona, de 19 años, no fue localizada en su domicilio por la policía y, posteriormente, al conocer que estaba siendo buscada por los agentes se presentó en la comisaría de la capital alavesa.

En Alegia fue detenido Eneko Elola Jauregi, según las mismas fuentes, mientras que la identidad del joven detenido en la localidad guipuzcoana de Tolosa no trascendió. Todos ellos están acusados de participar en los incidentes de orden publico del pasado día 10 en Bilbao. Los arrestos fueron ordenados por la Audiencia Nacional, tribunal donde serán trasladados todos ellos para que la juez Teresa Palacios les tome declaración.

El PP pide cuentas a Balza

Balza subrayó que la Ertzaintza envió el atestado directamente a la Audiencia Nacional, y no al Juzgado de Instrucción número 8 de Bilbao, cuyo titular acusó a la policía vasca de ocultarle datos en relación con los incidentes. El juez se ha inhibido en favor de la Audiencia Nacional y además ha pedido que se deduzca testimonio contra la Ertzaintza por la presunta comisión de los delitos de falsedad en documento público y contra la Administración de justicia por ocultación de datos.

"No es que lo hubiera ocultado al conocimiento del juez, sino que se lo había trasladado [el atestado] a la Audiencia Nacional por la gravedad de los hechos y por tratarse de kale borroka, que es competencia de ese tribunal", explicó Balza.

El PP, que felicitó ayer al consejero vasco de Interior por los arrestos, ha pedido la comparecencia urgente de Balza para que aclare ante la Cámara vasca esas "supuestas irregularidades" y las "graves acusaciones" vertidas por el juez que ha instruido la causa abierta por los desórdenes públicos. En cualquier caso, el parlamentario popular Carlos Urquijo censuró el trabajo policial y recordó que corresponde al juez y no a la Ertzaintza decidir acerca de "la existencia y del tipo de delito" del que se trata.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de noviembre de 2006