Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid sigue pendiente del voto por correo

Han pasado más de cuatro meses de las elecciones a la presidencia del Real Madrid y los socios del Real Madrid siguen pendientes del voto correo. Y con más motivos después de la decisión de Milagros Aparicio, la juez de Primera Instancia número 47 de Madrid, que ayer dictó dos autos en los que, por un lado, rechazaba la petición de desestimiento de su demanda por parte de Arturo Baldasano y, por otra, la pretensión de suspensión del proceso civil por "prejudicialidad penal" formulada por la candidatura de Ramón Calderón, el presidente del club.

Una decisión que, según la candidatura de Juan Miguel Villar Mir, y con la decisión de la juez de seguir investigando el presunto fraude electoral y la supuesta manipulación de las misivas por correo, "desbloquea la paralización del recuento de votos por correo y hace prever que la resolución definitiva se conocerá pronto". Villar Mir, que hace unas semanas proclamaba su futura victoria cuando se realice el cómputo del voto por correo, eludió hacer más comentarios a los medios. Baldasano, por su parte, recalcó no querer saber nada del asunto de las elecciones y aprovechó para criticar la labor de Ramón Calderón. "Creo que todo es trampa y va a ser trampa lo que se va a hacer el domingo [se reúne la Asamblea de socios] porque se va a pretender limpiar la cara de que se modifica o se quita el voto y ese no es el problema", afirmó el empresario. Según Baldasano, lo que habría que hacer es "cambiar los estatutos para evitar que el Real Madrid se convierta en un grupo de presión de los que lo controlan, que son los compromisarios, designados por ellos mismos como lo fueron por Florentino Pérez los que está ahora, y por eso Calderón está cagao porque le pueda montar un pollo el domingo".

Milagros Aparicio dispuso la exclusión cautelar del cómputo del voto por correo -10.511 papeletas que en teoría arrebatarían la presidencia a Calderón- el pasado 30 de junio, debido a las irregularidades de las que se habían quejado varios candidatos tras la demanda de Baldasano. Calderón solicitó acudir como colitigante presuponiendo -como así ocurrió- que Baldasano retiraría la demanda una vez confirmada su derrota en las urnas. La justicia no accedió, así que el Real Madrid, ya con su actual presidente al frente, solicitó que se paralizara el proceso por la vía civil, dado que una docena de socios denunciaron que habían falsificado su voto.

Calderón, entretanto, descartó que el domindo se vaya a convocar elecciones. "Desde luego eso no va a ocurrir", se reiteró en su posición. Calderón sólo logró, después de muchas presiones, que la Junta Electoral del Madrid le denominara "presidente según el voto presencial" en vez de "presidente provisional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de noviembre de 2006