Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MIRADOR

Consenso en RTVE

Para los tiempos que corren entre PSOE y PP, resulta una buena noticia el consenso alcanzado entre el partido de gobierno y el primer grupo de la oposición sobre el nombre del primer presidente de la Corporación RTVE, como se llamará en adelante la radiotelevisión estatal. Luis Fernández, un periodista con dilatada experiencia en medios audiovisuales, reemplazará en enero a la hasta ahora directora general, Carmen Caffarel, a quien el Gobierno socialista nombró hace dos años y medio.

A Caffarel, sin experiencia en RTVE y procedente del mundo universitario, hay que reconocerle el mérito de haber sabido llevar a buen puerto la reforma del ente y su nuevo estatuto, así como el acuerdo de regulación laboral pactado con los sindicatos que afectará a 4.000 de sus 8.000 empleados. Fernández ha confesado sentirse "independiente". Está bien que así lo piense y que, en principio, a juzgar por su currículo profesional, así parezca. Desgraciadamente, RTVE ha sido siempre el predio de quien estuviera en el poder. Unas épocas más; otras menos. El próximo responsable de la corporación va a contar con el aval de haber sido una persona elegida por consenso y no a dedo por un Gobierno como hasta ahora. El PP ha aceptado la propuesta de nombramiento formulada por el PSOE. Eso es una gran ventaja, aunque al mismo tiempo una enorme responsabilidad ante los empleados y la audiencia en general.

El consenso alcanza también a la elección del futuro Consejo de RTVE, que estará compuesto por 12 vocales. Fernández llega a en un momento delicado y de penuria económica, de desconcierto por la pérdida de liderazgo y con la incertidumbre que supone la salida de capital humano de calidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de noviembre de 2006