Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres muertos y 18 heridos en un choque entre un camión y un autobús

El accidente se produjo cuando uno de los dos vehículos se incorporaba a la carretera

Tres personas murieron y 18 resultaron heridas en un choque entre un autobús de línea y un camión ocurrido en la carretera M-600, a la altura de Navalcarnero. En el autobús viajaban 21 personas, y en el camión, de unas 18 toneladas, viajaban tres ocupantes, que fallecieron en el accidente. Este vehículo salía de un camino agropecuario y no cedió el paso al autobús de línea que iba en dirección a Sevilla la Nueva. El Summa instaló un hospital de campaña, y los heridos, uno de ellos de gravedad, fueron trasladados a cinco hospitales de la región.

Lo de ayer por la tarde podía haber terminado en una tragedia todavía mayor de lo que fue. Murieron tres personas, pero los 21 ocupantes del autobús de línea que impactó contra el camión y que terminó volcado en un barranquillo sobrevivieron a la colisión.

El accidente ocurrió sobre las 18.20, a la altura del kilómetro 47,6 de la carretera M-600, en el término municipal de Navalcarnero. Un camión-grúa, que presuntamente venía de unas obras cercanas, trató de incorporarse a la carretera desde un camino pecuario. La maniobra, según la Guardia Civil, fue antirreglamentaria puesto que debió ceder el paso a los vehículos que circulaban por la vía de mayor envergadura.

Cuando el camión comenzó a meter el morro en la vía, el autobús de pasajeros número 531, de la empresa Blas y Cía. que cubría la línea Móstoles-Navalcarnero-Sevilla la Nueva y en el que viajaban 21 personas, pasó por delante del camino de tierra y fue embestido por el camión. El impacto lo recibió en uno de los laterales y el conductor perdió el control del vehículo, que avanzó unos 40 metros más y cayó en un pequeño barranco. De los 21 pasajeros que quedaban en el autobús, 18 resultaron heridas, una de ellas de gravedad. El conductor, según la Guardia Civil, salió ileso del accidente.

El camión se llevó la peor parte. Sus ocupantes salieron despedidos de la cabina, que quedó completamente destrozada, y el vehículo quedó volcado en un pequeño terraplén del lateral de la carretera. Tras el accidente, la parte frontal del vehículo de 18.000 kilos era sólo un amasijo de hierros.

El conductor, M. A. G. S., y los otros dos ocupantes, F. M. B. y J. L. M. C. (éste extranjero y con tarjeta de residencia española), murieron en el acto. Ninguno de ellos llevaba puesto el cinturón de seguridad, aunque por la antigüedad del vehículo y por su peso, no es obligatorio.

Los médicos del Summa instalaron en el lugar del accidente un hospital de campaña para atender a las víctimas. Al lugar del siniestro se desplazó un camión de catástrofes del servicio de Emergencias 112, tres UVI móvil, dos vehículos de intervención rápida; cuatro ambulancias y varias dotaciones de la Cruz Roja.

El tramo de la M-600 afectado estuvo cortado durante tres horas y a las 20.00, la carretera tenía cinco kilómetros de atasco. El accidente también provocó retenciones en la autovía de Extremadura (A-5), que tenía siete kilómetros de tráfico lento.

11 pasajeros en hospitales

Del total de 18 heridos, 11 fueron trasladados a distintos hospitales de la región. Dos mujeres fueron enviadas al hospital de Getafe con traumatismo cervical y torácico y fractura del hombro y traumatismo craneoencefálico, respectivamente. Al hospital 12 de Octubre fueron trasladados una mujer y un hombre, cada uno con traumatismo facial y traumatismo lumbar. Además, un hombre de 25 años recibió asistencia en el hospital de Alcorcón por un traumatismo en la rodilla.

Otro herido sufrió una luxación en el hombro que le fue tratada en el hospital de Móstoles. El último de los heridos, una mujer de 23 años, fue atendida en el hospital de Fuenlabrada con contusiones de diversa consideración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de noviembre de 2006

Más información