Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez que ordenó desalojar 'La Makabra' desautoriza a los Mossos

EUiA lamenta el derribo de la fábrica de Poblenou que acogía a los artistas callejeros

Eugènia Canal, la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que ordenó el desalojo de La Makabra, una antigua fábrica okupada que acogía un centro cultural alternativo, desautorizó ayer la actuación de los Mossos d'Esquadra. En un comunicado, la juez aseguró que esperaba que la policía autonómica le comunicara la fecha del desalojo para poder transmitir esta información al abogado de los okupas, tal como se había comprometido. EUiA aprobó una resolución contraria al desalojo.

La consejera de Interior en funciones, Montserrat Tura, aseguró que en el auto judicial de desalojo no había concretado la fecha para realizar el desalojo, por lo que los Mossos d'Esquadra escogieron la fecha más adecuada, en este caso, el pasado lunes, informa Jesús García. "Si hubiera querido marcar un día exacto, lo habría podido hacer", precisó Tura.

Esquerra Unida y Alternativa (EUiA), partido que formará parte del próximo Gobierno tripartito y que concurrió a las elecciones coligado con Iniciativa, se mostró crítico contra el desalojo de La Makabra. La formación poscomunista aprobó ayer una resolución que insta al Ayuntamiento a ceder instalaciones a los movimientos culturales alternativos. El partido lamentó, además, que haya "intereses especulativos" tras el desalojo de las dos antiguas naves industriales de Poblenou situadas entre las calles Tánger y Álava, y que los okupas bautizaron como La Makabra.

Los partidos de la oposición municipal también se refirieron ayer a este desalojo. El líder de Convergència i Unió en el consistorio de Barcelona, Xavier Trías, expresó que "con la reforma del Raval y el plan 22@ en el Poblenou, los artistas jóvenes han visto desaparecer" los espacios que frecuentaban. Desde el Partido Popular, Alberto Fernández Díaz instó al Ayuntamiento a promover "más vivienda social y equipamientos culturales" para evitar que este déficit pueda justificar la okupación de inmuebles.

Falta de espacios

Frente a las críticas de la oposición y de uno de sus socios de gobierno, el concejal de cultura del Ayuntamiento de Barcelona, el socialista Carles Martí, expresó la predisposición del consistorio a ofrecer locales de titularidad municipal a los movimientos culturales alternativos, informa Ander Ruiz. La condición, aseguró, es que tienen que presentar un plan "con consistencia". Martí reconoció que en la ciudad de Barcelona faltan equipamientos para los artistas circenses. Precisamente, el circo era la principal actividad que se desarrollaba en las naves de La Makabra. Tras este desalojo, la gente del circo de Barcelona sólo disponen de un espacio municipal para ensayar: una carpa situada frente al Ateneu Popular de Nou Barris, gestionado por una empresa privada.

Unas 250 personas, según los Mossos d'Esquadra, celebraron ayer por la noche, por segundo día consecutivo, una manifestación lúdica en la plaza Sant Jaume en protesta por el desalojo de La Makabra. Los concentrados, rodeados de un fuerte dispositivo de Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana, bailaban, practicaban malabares y mostraban pancartas contrarias al desalojo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de noviembre de 2006