_
_
_
_
_

Un vecino arroja una bombona contra jóvenes que hacían ruido

El hostelero vigués de 72 años Nicomedes Rodríguez ha sido denunciado por un grupo de jóvenes tras arrojar contra ellos una bombona de butano desde el balcón de su domicilio, en protesta por el ruido que estaban ocasionando en una conocida calle de copas de la ciudad.

Los hechos ocurrieron pasadas las doce de la noche del sábado cuando el hostelero arrojó una bombona de butano contra un grupo de jóvenes que en ese momento hacían botellón en la calle.

Nicomedes Rodríguez explicó a Efe que, antes de tirar la bombona, se dirigió a los muchachos que en ese momento "estaban bebiendo y cantando en la calle" para rogarles que dejasen de hacer ruido. "Salí al balcón y les pedí por favor que no hiciesen ruido y nos dejasen descansar", relató el hostelero, quien aseguró que así lo reclamó "hasta cuatro veces". Agregó que las dos llamadas que previamente realizó a la policía "no sirvieron de nada" porque "ninguna patrulla se personó en el lugar". Relató que, entonces, los jóvenes comenzaron a proferir insultos contra él y a "aporrear" la puerta de su negocio, donde "no paraban de tocar el timbre". "Me llamaron todo lo que se les ocurrió y entonces yo les amenacé con arrojar la bombona desde el balcón, a lo que ellos me instigaban", argumentó. Añadió que por "desesperación" arrojó la bombona intentando no dañar a nadie.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_